Reportaje gastronómico: Samarkanda

Hemos tenido la oportunidad de visitar recientemente el restaurante Samarkanda, un elegante a la par que acogedor restaurante situado en lo alto del jardín tropical de la estación de Atocha haciendo del mismo un lugar perfecto para estar tranquilo y degustar la mejor gastronomía con una garantía de calidad.

En Samarkanda podemos encontrar cocina tradicional renovada pero atendiendo también a las nuevas demandas para satisfacer todo tipo de gustos y clientes. Aunque pueda parecer un restaurante contemporáneo y un principal reclamo para los visitantes que pasen por Madrid, Samarkanda cuenta con un grupo de clientes asiduos que confían en su cocina y les gusta repetir una y otra vez sus clásicos gastronómicos.

El espacio ofrece la posibilidad de desayunar, comer o cenar pero también es un buen entorno para celebrar todo tipo de celebraciones y eventos, siendo también un lugar muy frecuente para grandes presentaciones del sector y otro tipo de eventos privados.

Abren todos los días de la semana, de lunes a sábado de 12:00 a 24:00 horas y los domingos de 12:00 a 16:00 horas. Si vais a visitarles en coche, tenéis parking gratuito pero acceder en transporte público es muy sencillo gracias a su céntrica localización.

En nuestra visita quisimos probar algunos de sus imprescindibles para poder hacernos una idea general de sus propuestas.

Comenzamos con el tomate especial Samarkanda, un tomate relleno de ventresca y bañado en salmorejo de albahaca. Esta es una manera excelente de comenzar cualquier comida gracias a su toque refrescante, suave y perfecto para ayudar a abrir el apetito para lo que viene después. Una receta aparentemente sencilla pero que es mucho más compleja de lo que parece.

Continuamos poniendo un toque carnívoro con un Steak Tartar de solomillo de vaca vieja, hecho para los amantes de las experiencias fuertes por su sabroso sabor y sobre todo muy picante. Si os gusta el sabor a carne pura y ante todo la comida picante, no dejéis pasar esta opción.

Para contrarrestar la carne, seguimos con el pescado que sin duda son uno de los puntos más fuertes del restaurante por su presentación y la calidad de sus productos. Pudimos degustar una Lubina salvaje con ragout de hinojo y calabacín y chips azules. La fama que les precede no es en vano, pues la lubina fue sin duda lo mejor de la noche y ya era complicado respecto a los excelentes platos anteriores. La suavidad y la frescura junto a su colorida y apetecible presentación fueron lo que le catalogó como la estrella de la noche.

Para finalizar pasamos al postre, otro de los must del restaurante, ya que antes de elegir te vienen con una bandeja donde puedes ver todas las elaboraciones del maestro repostero de la casa y elegir el que prefieras, una elección muy, muy difícil. Nos decantamos por una tarta de chocolate blanco y coco con crema de limón al curry y pistachos y por un coulan de chocolate caliente. Como podéis ver, todos valen la pena y se merecen una oportunidad.

Si queréis un sitio con estrella para acertar seguro, Samarkanda es vuestra opción.

Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s