Crónica Isabel Pantoja en Madrid

pantoja10-kKeF-U212074412000ytH-575x323@El Correo.jpg

Isabel Pantoja vuelve a reencontrarse con su público en Madrid en el WiZinc Center de Madrid, el antiguo Palacio de los Deportes, donde nos dejó un recital de tres horas y cuarto de duración acompañada por una puesta en escena espectacular formada por noventa y tres músicos en el escenario y veinte voces en sus coros.

Un concierto extenso, en el que Isabel se dejó el alma, un regreso por todo lo alto al que su público la secundó y le ofreció todo el cariño, ánimo y respeto posible en un escenario. Un repertorio completo al que quizás le habría añadido más tiempo dedicado a los clásicos que a los nuevos temas pero todo estaba medido correctamente. Un concierto en el que no hubo espacio para las pausas y las esperas y que no te hizo echar en falta más garra o entrega.

“Hasta que se apague el sol”, su último trabajo discográfico, fue el gran protagonista de la velada acompañado también por temas clásicos de su discografía para contentar a todos los asistentes.

La primera fecha de una gira que cuenta con Barcelona, Sevilla, Chile, Lima… entre otros lugares entre los sitios ya confirmados.

El concierto se abrió con “Del olvido al no me acuerdo” de la leyenda ya fallecida Juan Gabriel, para continuar con “Se me olvidó otra vez”, dejando muy claro a su público que sigue estando ahi para todos y seguirá así por mucho tiempo. El comienzo del concierto fue de los momentos más especiales y más vistosos escénicamente, ya que salió preecedida de un fondo lleno de estrellas donde presentó a su orquesta sinfónica.

No faltaron momentos más melancólicos como la canción “Buenos días tristeza” o bien “Luna”. Uno de los momentos más exitosos de la noche fue el medley formado por “Marinero de luces”, “Era mi vida él”, “Hoy quiero confesar”, “Ven a mi otra vez”… que supo rescatar mediante fragmentos muchos de los éxitos de su carrera.

Hubo también espacio en este extenso concierto para rendir homenaje a sus seres más queridos como la canción “Te lo pido por favor” que le cantó a su madre mirándola fijamente como si estuviesen solas en medio del recinto o con “Hasta que apague el sol”, que le dedicó a sus tres nietos. No estuvo de mal recordar quienes le acompañan a día de hoy y han seguido firmes desde que comenzó su carrera, una época a la que también hizo mención recordando la canción que grabó con quince años “La niña y el marinero”.

La segunda parte del concierto se la dedicó a la copla, uno de sus géneros estrellas para el que salió vestida de negro enfundada en un elegante vestido y nos dejó temas como “Francisco Alegre”, “A la lima y al limón” o “Antonio Vargas Heredia” entre otros.

Tras la copla llegó el flamenco e Isabel volvió a cambiarse de vestuario y acompañada de un cuadro flamenco cantó temas como “Algo se muere en el alma” o “Los celos” entre un repertorio flamenco que cerró otra etapa de su concierto.

“Debo hacerlo” fue el tema final y después de estas tres horas que dieron de si para un repertorio al que no se le podía pedir nada más, se fue del escenario con el gran recuerdo de haber llenado uno de los escenarios míticos de Madrid y también de llevarse a su público en el bolsillo una vez más.

Esther Soledad Esteban Castillo, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s