Entrevista a Rosa Díez

Rosa_132749037_6912627_854x480

A mediados de 2007 un pequeño grupo de ciudadanos, muchos de ellos miembros del colectivo cívico ¡Basta Ya!, tomaron la decisión de fundar un partido político con el objetivo de defender el Estado y regenerar la democracia, superar el eje derecha-izquierda y plantar cara al viejo bipartidismo, incapaz de resolver los problemas que ellos mismos habían creado y al borde de un colapso que se materializaría solo unos pocos años más tarde.

¿Cuáles han sido los movimientos esenciales en la política española desde entonces? ¿Qué papel ha jugado UPyD en ese período? Rosa Díez tiene algo que decir al respecto y su versión contrasta de forma fundamentada con la de las voces críticas del proyecto de UPyD, para el que reclama su lugar en la reciente historia de España.

«No hemos tenido rédito electoral, pero sí éxito político. Hemos triunfado, sí, porque nuestras ideas han ido penetrando en la sociedad y han cambiado el paradigma político en España. Hemos demostrado que tenemos sentido de Estado, porque hemos hecho política pensando en las próximas generaciones. Sentíos orgullosos, magentas, porque es vuestro mérito. Lo que hemos dado y lo que hemos recibido en cada puerto nos ha cambiado y nos ha hecho mejores. La historia de España ha pasado a través de nosotros y nosotros le hemos incorporado nuestro propio acento. Y eso ha sido bueno, y nadie podrá cambiarlo jamás.»

Con motivo de este lanzamiento pude tener el placer de reunirme con ella y poder conversar sobre el libro y mucho más en un emocionante encuentro que os dejo a continuación:

-Habrá sido toda una aventura escribir este libro y hacer un recorrido por toda vuestra historia, como ya bien dice el título del libro.

Sí, la verdad que si, escribir un libro como este en el que yo pretendía contar nuestra historia y la historia del trabajo por España de UPyD en estos últimos ocho años y a la vez la historia de España. Es un libro en el que cuento la historia de España en el sentido de las cosas importantes que ocurrieron en nuestro país en esos años, que fueron muchas, entreveladas con nuestra propia historia o viceversa.

Hacer memoria tiene mucho interés porque yo misma me había olvidado de cosas que habíamos protagonizado directamente, así que cuando te pones a hacer memoria y a recopilar intervenciones y propuestas es muy interesante y enriquecedor, he disfrutado mucho.

-Para usted tuvo que ser impactante recordar tanto las partes más buenas como las más complejas y mirar tantos años hacia atrás…

Todo ocurre con mucha velocidad, todo se hace viejo casi inmediatamente y eso es también una de las cosas que me llevó a tomar la decisión de escribir el libro. Creo que hay que escribir la historia, que hay que contar la verdad y que la verdad es la verdad y no son las versiones, y cuando es muy comprobable es muy honesta. Esta que fue nuestra tarea y que fue nuestro trabajo en la que prestamos un servicio a España, que duda cabe, pues forma parte del patrimonio del conjunto de la sociedad al margen de quienes fuesen los protagonistas. Esto ya es historia de España, aunque sea en minúsculas.

-Ahí queda para toda la vida y también de enseñanza para los que no lo conocen.

Efectivamente, hay gente que se sorprende cuando lee el libro y ve cosas que no las sabía, hay mucha gente que se sorprende de cosas que ahí están contadas y que se pueden comprobar. No sobran adjetivos ni es un relato adjetivado, es un relato fiel.

-También lo mejor de esta nueva representación de la historia es que podamos leerlo todo contado por usted.

Sí, en primera persona, cuenta el trabajo de muchos y la influencia que esos muchos tuvieron en la historia de nuestro país, pero claro al estar en primera persona mi impronta es esa y el seleccionar lo que a mi me parece lo más importante.

-Lo bueno es que no haya habido presiones ni limitaciones de ningún tipo.

No, aquí no ha habido ningún tipo de limitación, me dieron total libertad y si no no lo habría hecho, solo me exigieron la fecha de presentación del libro y claro, ya la he cumplido naturalmente.

-¿Y cuánto tiempo ha durado la composición entera del libro?

A mí la editorial me contactó a finales del mes de mayo del año pasado, nada más anuncié que no me iba a presentar a las elecciones internas del partido ni a ninguna otra elección pública. Me contactaron para que escribiese el libro y yo empecé a escribirlo y a recopilar información y a hacerme una idea de donde iba a ir en agosto, y ya el primer capítulo en septiembre, luego ya en enero lo entregué. Estuve escribiendo como unos tres meses, aunque escribiendo es tachar y es mucho menos. Cada uno tiene su forma de escribir, este es el cuarto libro que escribo y a mi me resulta imprescindible encontrar primero el título, luego ya organizo el esqueleto y ya el cuerpo. Una vez tuve el título y pensé como iba a ir estructurado, ya se fue configurando el libro con sus capítulos, sus llamadas a frases de personajes que lo representan bien lo que se retrata en ese capítulo, hay un orden cronológico desde el 2007 aunque en algunos capítulos es temático y un prefacio donde me presento a mi misma.

-Habrán sido unos meses muy intensos de trabajo…

Por supuesto, cada libro es absolutamente distinto como cada hijo. Siempre es un proceso nuevo porque la circunstancia es distinta y tú también eres diferente, cada cambio es permanente y la vida te va cambiando, se van incorporando experiencias nuevas y eso configura tu yo, tu yo fundamental está ahí a partir de una determinada edad, pero se van poniendo capas y cada vez que escribes después de un cierto tiempo… el libro anterior salió hace cinco años y era una recopilación de mi blog así que no era una creación nueva.

-La verdad que uno siempre debe seguir creando sueños y seguir innovando…

El día que dejas de crear es que te has muerto, uno realmente se muere cuando dejas de tener inquietudes o curiosidad, ya se ha acabado todo.

-¿Y le ha cambiado personalmente este libro y todo su proceso respecto a los anteriores?

La verdad que escribirlo, verlo completo, presentarlo y recibir todas las opiniones de la gente me ha hecho sentirme tranquila, con paz interior y orgullo colectivo por el trabajo bien hecho que a veces no se valora pero te hace sentirte muy orgulloso. Verás, estar contento por algo que te pasa es algo que se escapa a ti, estás contento por algo que te hace sentirte feliz ya sea que tengas muy buen día o te haya tocado la lotería, pero sentirte orgulloso requiere que hayas hecho algo.

-La verdad es que es para estar orgulloso todo lo que habéis hecho por la historia de nuestro país…

Sí, la verdad que si, cuando lo haces convencido siempre merece la pena.

-¿Ha habido alguna parte que le haya resultado más compleja al rememorar todo?.

No, yo he incorporado la historia de forma permanente, repasar las cosas negativas o de desengaños personales o bien gente en la que confiaste y en un momento dado traicionó al partido o al proyecto no es agradable pero es anecdótico, lo que es el conjunto de esta historia es marginal.

Forma parte de la vida y es marginal, no es lo importante. Además no marca la historia de UPyD. A veces tiene que pasar para que te des cuenta y pasa con todo como con cualquier preocupación personal que tengas, hay que aplicarselo a todo, hay días que parece que se te está hundiendo el mundo por algo que te ha pasado en tu entorno personal, no solo en la política, pero al día siguiente sale el sol o te sonríen por la calle o te encuentras a alguien que hace tiempo que no veías, sencillamente te sientes bien y en la víspera te sentías que se te caía el mundo…

-La verdad que es un acto de valentía mostrar los hechos tal y como son en estos tiempos…

Decía Orwell que decir la verdad en tiempos de penumbra es un acto revolucionario… Nosotros siempre hemos sido muy revolucionarios en ese sentido de cambiar las cosas, de cambiar el paradigma y transformar. No hay nada más revolucionario que atreverse a hacer algo aunque a veces lo revolucionario alguien lo considera algo anti-sistema, pero en tiempos de oscuridad hay que decir la verdad, ir con la verdad por delante y ser libre, ser libre para tomar las decisiones con autonomía y equivocarte si te equivocas tú y no porque alguien te de la instrucción. Tuvimos ese valor y el valor de fundar un partido político cuando nadie daba un duro por nosotros pero llegamos a la conclusión de que hacía falta y si hace falta hacerlo, habrá que hacerlo.

Se explica por nuestras propias vivencias, como te contaba antes escribí un prefacio donde me contaba a mi misma porque hicimos el partido, de que forma y porqué lo creamos. También hay que entender un poco de donde venimos los fundadores, venimos de tener que estar demostrando que hay que dar la batalla, que hay que defender las cosas justas, que hay que pensar si es necesario y no si es difícil. Como hemos hecho política en el sitio más complicado en España históricamente… cuando decidimos hacer el partido nos pareció que era lo normal.

-Es de valorar que aún queden personas tan valientes pese a todo.

Ya sabes que Chesterson siempre decía que la aventura puede ser loca, pero el aventurero siempre debe estar cuerdo. Entonces esta es la historia, la aventura parecía loca y hasta puede que lo fuese, pero el aventurero era cuerdo y sabía lo que quería.

-Y eso le suele dar miedo a muchas personas, no es fácil enfrentarse a algo tan complejo…

Eso nunca pasó por nuestra cabeza si era difícil, si no lo fuese es que no es necesario.

-Uno debe contar con esos retos…

Forma parte de la vida siempre, pero lo hemos podido hacer y lo hemos podido contar.

-Esa ilusión siempre sigue viva. ¿Y tiene alguna idea para un próximo libro?

No, todavía no, ya hemos terminado las presentaciones porque con la llegada del verano no funcionan, ya iremos viendo…

-¿Ha habido alguna anécdota más inesperada en este tiempo que lleva presentando el libro?

Ha sido extremadamente gratificante el contacto con la gente y me han dicho cosas muy emocionantes en este tiempo.

Ha habido mucha gente que ya lo había leído antes de ir a la firma y que me han transmitido sus sensaciones y me llenan de emoción al ver a la gente emocionada explicando lo que ha sentido al leerlo y recordarlo, pero destacaría dos aunque hay muchas: en Santander me encontré a una chica de treinta y tantos años que se había sentido muy bien representada por nosotros todo este tiempo y lo único que deseaba y quería es que cuando su hija tuviera edad de ir a la escuela este libro fuese de lectura obligatoria…

La otra no son palabras pero encierra algo tremendo, en la feria del libro en una de las casetas vino una señora vestida de oscuro sin bolso con un monedero con cremallera en la mano que se paró delante de la caseta y comenzó a contar y luego nos preguntó cuanto valía y le contesté 17 euros y me dijo que le diésemos uno y se lo dedicase a su marido.

Era una mujer que obviamente no sabía si tenía dinero para comprarlo y para la que diecisiete euros era mucho dinero y que pidió el libro y decidió dedicarlo a eso para regalarselo a su marido, es algo que yo no puedo pagarlo ni describir la emoción que supone para mi algo así, que alguien se identifique tanto con nosotros… solo con eso, está todo pagado.

-Todo lo que uno ha vivido y sufrido ya está más que pagado con algo así…

Y además siendo una persona desconocida que no conoces su nombre y que le haya emocionado tanto para tener en su casa su historia, porque es suya también.

-¿Cuál es el método que tiene para arreglar un mal día o una mala racha?

Yo soy un espíritu positivo y busco en cualquier momento la parte positiva de la situación y si en ese momento no la encuentro me digo a mi misma que mañana, procuro relativizar: mañana. Ya mañana será otro día, lo veré de otra manera y al final hiciste lo que podías y si no puedes hacer nada, mejor dejarlo para el día siguiente.

-Este libro sería también una gran película si lo llevásemos al cine.

Ojalá, nadie me lo había dicho, pero ojalá a alguien le interesara.

-¿Y qué libros le acompañan desde siempre o más bien de un tiempo a esta parte?

Hay un libro de cabecera de Primo Levi que está siempre ahí y que es recurrente para mí, también libros de poesía desde españoles hasta latinoamericanos, para mi es difícil decir uno sin dejar fuera a muchos, desde Tagore hasta cualquier autor español, o bien García Montero… luego siempre tengo novela negra empezada porque leo mucha novela negra desde siempre, Chesterton y algunos de sus ensayos que me parecen maravillosos para releerlos siempre.

-¿Y cuál sería la banda sonora de su vida?

Escucho mucha música y soy absolutamente desordenada, lo mismo que con los libros soy una lectora compulsiva y leo de todo y todo me gusta, además de no poder nunca salir de una librería sin algo. Con la música es muy curioso, tengo hijos ya mayores y voy incorporando nuevos gustos a mi cultura musical también gracias a ellos, pero siempre están los clásicos como las rancheras, las baladas y lo que me gustaba antes y me sigue gustando pero si tuviese que escoger solo una para tener una canción, sería Vientos de Cambio y si hubiese podido poner una banda sonora a UPyD sería también Vientos de Cambio de Scorpions y la habría escuchado todo el rato, también sería la banda sonora de mi propia vida.

En los momentos sentimentales también pondría una bellísima canción que podría complementar el Vientos de Cambio y sería Do It For You de Bryan Adams, que es una canción de amor pero también una declaración de principios: Todo lo que hago, lo hago por ti.

-¿Y ese día perfecto para usted como lo imagina?

Cada día puede ser un día perfecto, los días perfectos no hay que diseñarlos porque en ese momento deja de serlo y pierde todas las posibilidades que salga mal, hay que vivirlos.

-¿Y le gustaría para terminar dejar algún momento del pasado que le gustaría poder repetir o bien algún sueño futuro?

Yo creo que el pasado no hay que revivirlo, hay que tenerlo y forma parte de tu presente, revivir el pasado suele conllevar nostalgia y yo no lo revivo, forma parte de mi vida y lo disfruto, luego las partes dolorosas las he incorporado también y forman parte de mi vida.

Yo tampoco sueño, no hay que soñar y hay que hacer, que nada es imposible es algo que mi madre me inculcó y si quieres puedes, intentalo, nada es imposible. Mi único sueño podría ser ese, no dejar nunca de creer que es posible y que se puede hacer. Además, lo hecho hecho está.

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s