Entrevista a Javier Martín, Harlys Becerra y Teresa Hurtado de Ory de Windermere Club

20150629120424

Windermere Club llega al teatro Fernán Gómez para llenarlo de color, de música, de enredo y de muchos conflictos que volverán locos, de una forma positiva, a todos sus espectadores y también a los actores que han dado vida a esta historia.

Primeramente lo que te sorprende al entrar al teatro es su llamativa y colorida escenografía, que dará mucho juego y resulta muy visual y perfecta para acompañar a los actores en sus interpretaciones y también en sus bailes.

Tenemos tanto momentos muy divertidos como también una parte más dramática, emotiva y llena de sensibilidad. Podemos observar tanto el egoísmo, el renegar de tus raíces, un amor interesado que busca tapar otras carencias 20150828013546bastante importantes, un amor verdadero, toques de humor como contrapunto y otras sorpresas que podréis encontrar en Windermere, las cuales os recomiendo que podáis verlas vosotros mismos porque no tiene desperdicio. Personajes muy variados, con una historia y una personalidad que sería cuestión de analizar uno por uno y de conocerles, por lo que ninguno tiene desperdicio en la función.

Con motivo del estreno de la función pude reunirme con Harlys Becerra, Teresa Hurtado de Ory y con Javier Martín que me desvelaron como ha sido vivir un proceso tan excitante y atractivo. Bienvenidos al Windermere…

-¿Qué fue lo que más llamó vuestra atención cuando comenzó todo?

Teresa: Me llamó Gabriel directamente para ofrecerme el papel y lo que más me llamó la atención que fuese una adaptación de Wilde, luego leí el guión y me gustó mucho la adaptación de Juan Carlos Rubio. El personaje también me hizo mucha gracia y nunca había hecho uno así de cotilla, que no sé si es buena o mala o bien de que iba y además que tenía que bailar salsa, que me gustaba mucho desde año y pico pero el destino me decía que tenía que aprender a bailar. Luego me dijeron el elenco que había y me apeteció más.

Javier: También me llamó Gabriel y es la séptima función en la que trabajamos juntos, igual es que le gusta como trabajo (risas). Me gustó mucho que fuese con Gabriel porque siempre aprendo mucho, también la adaptación de Juan Carlos Rubio y luego mi personaje me encantaba: tenía un punto cómico y estrambótico, hacer de mexicano era un reto al conseguir el acento de un mexicano millonario extrovertido y extraño por sus maneras de actuar… para mí fue un gustazo, 20150630123448me llamó para hacer un casting de los personajes de los otros chicos y yo no paraba de preguntarle si me había cogido porque no veía a nadie haciendo el papel para mi personaje y al final parece que me cogió.

Harlys: A mí me llamó Henzy porque en la serie trabajo con Inma Cuevas y les dió mi teléfono porque buscaban un personaje con mis características, entonces me fuí de viaje y me mandó Benzy el texto para dos días, entré en convulsiones y en pánico, me llamó mi repre y seguimos adelante. Hice el casting por el personaje de Santiago y el de Darly. Santiago en principio iba a ser argentino pero como hablo tan bien argentino, igual lo han cambiado y se ha quedado en cubano…

Para la primera lectura quedamos en una casa e hice el casting con Javier que me dio la réplica y me veía fatal, a él le veía buenísimo… la impresión que me dio cuando llegué al casting fue muy positiva y profesional porque había actores muy buenos y pensé que no me lo daban porque había mucha competencia y no tuve suficiente tiempo para prepararlo, dí lo que pude pero me sentí bien y a los dos días estando de viaje me llamaron, fue genial.

Es un texto muy bonito y muy bien adaptado, me encantó que fuese en Miami y el cambio de Inglaterra a Miami… ahí me hice más a lo que es Santiago y lo que podía ser, en principio no sabía bien como hacerlo porque es un personaje muy ambiguo y puedes jugar en tonos de comedia, de drama… sigo encontrándole aún los matices.

-Ha debido ser una odisea interpretar a personajes tan poco habituales y con tanta variedad de acentos.

Harlys: Es una obra que a parte de fijar las cosas que hemos hecho, podemos ir evolucionando, encontrando cositas, rebajando los niveles… seguimos trabajando fuerte.

Javier: Le da mucho color a la función que haya cuatro acentos y nacionalidades diferentes, es muy colorida, muy divertida y muy rápida. Pasan cosas todo el rato así que el oír tantos acentos le da ritmo.

-El tema de la variedad de los acentos ha debido ser muy interesante para vosotros y también para el público.

Teresa: También habla de lo que es Miami, donde se concentra mucha gente inmigrante y se habla de ese color que tiene y no solo visualmente.

Harlys: Es importante porque también conserva todos los mensajes que quiso transmitir Wilde y se llevan a lo colorido de Miami y no al gris de Inglaterra, cada personaje tiene sus matices.

-Una obra y un autor clásico pero contado desde la modernidad…

Teresa: Wilde habla de cosas que son inmortales de alguna manera, a parte del amor obviamente. Hay algo que se puede llevar perfectamente y que Juan Carlos lo ha hecho muy bien en la adaptación a la hora de hablar de lo que socialmente está permitido, lo que no, lo que influye en una persona a la hora de comportarse, lo que nos afecta lo que lo demás piensen de nosotros… además ahora socialmente con las redes sociales está a la hora del día.20150828013206

-También para vosotros tiene que ser complicado el tema de las redes sociales y que mucha gente se acercará a vosotros y no sabéis bien las intenciones…

Javier: También hay que tener cuidado en las redes sociales con lo que plasmas, que la gente te conozca de una manera u otra según lo que cuentas aunque ahora ha cambiado mucho respecto a la época victoriana, pero lo que antes era prestigio y la moral era otra cosa, la de nuestros días es más ligera pero sigue habiendo ciertos cánones de lo que es aceptable y lo que no lo es.

-Y es que vivimos controlados desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

Teresa: También todo el rato queremos plasmar una vida, de lo bien que estamos, del café que te estás tomando con tus amigos, que bien y que feliz estás aunque tengas un día de mierda, pones todo el rato lo que quieres que sepan de tu vida y es lo que hablaba Wilde de lo que quieras que se conozca de ti, lo que la gente piense de ti, intentar controlar la opinión de los demás…

-Y que si al final contásemos realmente todas las verdades o todo lo que pensamos realmente…

Teresa: Creo que mi personaje critica y juzga mucho a los demás precisamente donde ella peca, algo curioso porque todo ladrón se cree que todos son de su condición. Es muy hipócrita pero en cierta manera la sociedad también lo es, que criticamos y socialemnte hablamos de los demás y a saber como somos en nuestra casa.

-¿Qué me podéis contar de vuestros personajes? ¿Os parecéis en algo o hay algo en lo que os gustase pareceros?

Teresa: A mi no me gustaría parecerme en nada (risas).

Javier: A mi tampoco. Mi personaje es Augusto, es un hombre rico y hermano de Katy, realmente se enamora de una mujer de vida alegre pero tiene una frase que le define muy bien: “No hay nada en el mundo como el amor de una mujer casada, eso es algo que sus maridos ignoran por completo”. Él realmente lo que está enamorado es del amor pero no del amor verdadero o de querer a alguien toda la vida, sino del sentimiento de estar enamorado y podría ser la señora Nadir o cualquiera, él quiere estar enamorado, que le hagan ojitos, cariñitos, sentirse querido… aunque sepa que esa mujer no está realmente enamorada le da igual, él quiere la compañía, la diversión, estar con alguien…

Teresa: Mi personaje es Cati, Katy, soy mejicana y mi personaje también pero se siente gringa, norteamericana, reniega de su propio origen porque le parece lo más ser americana. Hablo con un acento norteamericano, es una periodista en el Miami Herald y socialmente tiene mucho poder porque decide quien está dentro de la élite, quién no y también se junta con cierta gente por el hecho de que estén bien situados o no socialmente. Es bastante cotilla y bastante envidiosa, puede ser también por falta de que critica lo que no tiene. En el amor no le va muy bien, odia mucho a los hombres pero hay una falta de ellos que la perturba mucho. Mejor tenerla en familia que como enemiga como ella dice.

20150630123551Harlys: Creo que Santiago si se acerca mucho a mi o yo a él. Santiago es el marido de Sara y el dueño del Windermere Club, llevamos muy poco casados, tenemos un hijo y nuestra vida va muy bien hasta que aparece la señora Nadir. Nuestra vida da un giro de ciento ochenta grados, se refleja también el miedo por la difamación y es un mensaje muy Oscar Wilde, también la apariencia suele engañar y mi personaje empieza a sufrir un transtorno con su mujer y todo lo que le rodea. Yo diría que toda la obra está en apuros, se genera un mensaje de mi persona que no es y todo lo que hace es por amor a su mujer para que no sufra. Está completamente enamorado de Sara y es un personaje muy sensible, es uno de los que más tira al drama por su sensibilidad hacia su mujer y con una capacidad para sacar todo a flote y que esté bien. Su color es el amor que lleva por su mujer y habla de como salir de este vaso de agua lleno. Esa sensibilidad le da un contraste con todo lo que está pasando en la obra. AL final es un poco diablo, hace de todo y lo pierde todo por su mujer, lo bonito es que no puede decirle porque lo está perdiendo.

Me he metido en un berenjenal pensando que haría bien a mi amor pero he destruído todo lo que tenía y me he quedado sin nada. Toca a sus orígenes y es un mensaje muy positivo, el otro día estaba leyéndolo otra vez y pensando de donde parte este personaje y como se ve al final sin nada al igual que desde comenzó.

-Imagino que os surgirían muchas preguntas…

Harlys: Sí porque es tocar fondo. Él se mete porque decide meterse en eso y ya vamos a Oscar Wilde, él va luchando contra marea todo el tiempo contra todos los cotilleos que se generan, también con los de Augusto… es una comedia con toques dramáticos y de enredo.

Javier: Es un enredo total.

-El amor es de lo más importante en esta función, ¿no?

Teresa: Sí, depende que amor. Hay amor fraternal, de pareja, obsesivo, amor por si mismo y por conseguir lo que quiere… hay amor por todos los lados pero la pregunta es hacia donde va. A mi me mueve el amor fraternal, pero primero el mío.

Javier: Yo creo que el mío también.

-¿Ha cambiado vuestra idea del amor con la función?

Javier: Nosotros somos amorosos pero de los de verdad, del amor sincero y verdadero, la función habla mucho de amor por interés. En mi caso con la señora de Nadir tengo interés más por aparentar e ir de su brazo, que piensen que guay soy por ir de su brazo. Luego ya vendrá el amor verdadero… eso sí, luego está el amor de hermanos y mi personaje quiere que mi hermana vea bien nuestra relación.

Harlys: También se refleja muy bien el narcisismo de la persona, estar bien vestido, a la moda… mi personaje es completamente hortera, de los años 40 o 50, el de la señora Nadir es la señora de Inglaterra…

Teresa: Por fuera estamos muy bien pero por dentro llenos de veneno.

-¿Cuál es vuestra escena más compleja y por otra parte vuestra favorita?

Teresa: La que más me gusta es la dos porque estamos todos, me divierte porque es muy amena, pasan muchas cosas20150828013330 en una misma escena, bailamos…

Javier: Yo no veo ninguna más compleja, quizás un baile que nos echamos todos y hay que ir encajándolo con la música, con el baile, con el texto… y es un poco más difícil pero ya la tenemos bien integrada. De lo que más me gusta es el baile final con salsa, el 30 por ciento eran clases de salsa y era un lujo estar con los coreógrafos aprendiendo, así que es como una guindita que se le da al espectador después de la función con todos bailando.

Harlys: Creo que todas las escenas son complejas y complicadas, estoy de acuerdo con Javier que no hay ninguna fácil porque ha sido un trabajo duro. Una de las que más complejas encuentro es en la cuarta un momento que tengo con la señora Nadir que es la cumbre de todos los conflictos que ha pasado este personaje, llega a un punto que no puede más y explota. También me gusta mucho las que salimos bailando y disfrutando.

-¿Qué banda sonora le pondriaís a esta función o qué canciones os recuerdan a ellas?

Teresa: Me recuerda mucho a Gilberto Santana, en las clases de salsa siempre nos ponían un tema suyo para bailar.

Harlys: Los Bam Bam que es un grupo cubano, luego música de Nueva York, de Puerto Rico… para no estancarnos en un estilo solamente. Puedes notar que es un estilo muy bien cuidado lo que bailamos.

Teresa: Priscilla y Sergio nos han ayudado mucho.

Javier: Tengo un guiño a mi diosa Whitney Houston.

Harlys: Tenemos hasta folcror afro-cubano y tenemos un cambio muy interesante ahí pero es una mezcla de una música bailada de una forma diferente, sino adaptado, es extraña pero muy efectiva.

-Si mañana llegáis a escena y tenéis que elegir otro personaje que no fuese el vuestro, ¿cuál os gustaría poder interpretar?

Teresa: Hombre a mi me encantaría hacer la señora Nadir pero obviamente no puedo (risas) para eso hay que ser Natalia Millán.

Harlys: Augusto por ejemplo, me encanta por esta sensabilidad que tiene, muy gracioso y carismática que Javier y Efraín le aportan.

Javier: Tú coges a un personaje y le das tu impronta, tu manera de hacer las cosas, tu toque personal pero todos tienen mucho jugo.

-¿Qué elemento os gustaría poder rescatar de esta función y revivir una y otra vez?

20150630123302Teresa: Quizás una forma de trabajar interesante que nos ha enseñado Gabriel con ejercicios para la concentración.

Javier: Gabriel trabaja de una manera muy horizontal, todos somos parte del mismo grupo, podemos aportar… yo fui con un personaje creado por mí y de ahí rescatamos cosas que le valían al director, algunas se quedaron y luego entre todos lo completamos.

-Si quedaseis como amigos para ver la función y entraseis en Windermere, ¿cómo la podriaís describir?

Harlys: Colorida, divertida…

Teresa: También muy entretenida con sus puntos que te dejan para pensar sobre lo que somos socialmente o hacemos para gustar a los demás.

Javier: Una tragicomedia victoriana divertida y colorida de nuestros días… y amén.

-Menudo lujo estar en Miami aquí en Madrid…

Harlys: Vivimos en Miami.

-¿Qué otros autores os han influído a parte de Wilde?

Harlys: Lorca, Calderón de la Barca…

Javier: Un Pedro Almodóvar al teatro, Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios se ha hecho ya.

-¿Qué teatros os gustaría visitar o ciudades en la gira de Windermere?

Teresa: A Sevilla me encantaría ir y luego irnos a bailar salsa.

Javier: Barcelona, que no sé que pasa pero cuesta mucho más ir.

Harlys: Hemos estado en Murcia y yo estudié allí y tengo muchos amigos y a gente que admiro. El teatro de Romea es un teatro muy bonito, muy acogedor. Me gustaría que la obra pasase por ahí aunque fuese un día, me haría mucha ilusión. Luego en La Habana es mucho pedir, pero me encantaría.

-¿Qué recomendaciones podéis hacerme que hayáis visto últimamente?

Teresa: Salí de Amy con muy mal cuerpo y ganas de abrazarla, me encantó, tiene mucho que ver con esto y habla de lo que la sociedad le puede causar a una persona vulnerable, de que cuando no eres fuerte todo te influye tanto que puedes20150828013303 acabar muerta…

Javier: He empezado la quinta temporada de Juego de Tronos y no me he enterado nada en el primer capítulo pero me encanta. También la serie Transparent.

Harlys: Recomendaría El Crédito con Hipólito y Merlo en el teatro Maravillas. Ahora quiero ver la película de Regression de Amenábar.

-¿Con qué momento vivido os quedáis para cerrar la entrevista y cuál os gustaría vivir?

Javier: En Murcia de repente tenía que entrar a escena y se hizo un silencio y casi me da un ataque porque creía que era mi salida y me fuí corriendo a las escaleras y empezó Natalia a hablar, menos mal que no salí pero ese momento es mejor casi para olvidar.

Teresa: Me quedo con ensayos muy divertidos, donde aprendes mucho de tus compañeros y de ti mismo, nos unió mucho y fue un gran trabajo de Gabriel.

Harlys: Creo que todos, el elenco entero nos llevamos muy bien. Quizás el día del estreno que no sabía si leer el texto otra vez, bailar… tenía mil sensaciones dentro del bolsillo que aún sigo sintiendo. Quiero que siga hacia adelante y que eche raíces la función.

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s