Entrevista a Alberto Velasco

433dccda4ba41d909d00fdb10308709d

Alberto Velasco estrena “Danzad Malditos”, una obra rompedora y distinta a todo lo que habíamos visto anteriormente llena de verdad, intensidad y la pasión de un equipo dedicado en cuerpo y alma a dar lo mejor de si y de crear un hito con esta obra.

Con una amplia experiencia actoral a sus espaldas, Velasco muestra la misma ilusión en sus ojos y en su sonrisa del primer día y en esta entrevista amablemente me permitió conocer mejor todo el proceso y secretos de la obra y además conocerle mejor personalmente. ¿Queréis descubrir mejor todo lo que me contó?

-¿Cómo ha sido para ti emprender esta nueva aventura de ‘Danzad Malditos’?

Empezó en Diciembre cuando este grupo de actores con el que trabajo se conocieron en un curso con Andrés Lima y decidieron seguir juntándose para trabajar juntos en un primer momento con Andrés para formarse y estar activos, hasta que uno de ellos pensó en crear un espectáculo de ellos mismos. Entonces me llamaron a mi y en Diciembre tuvo lugar la primera reunión y el grupo me conquistó desde el primer momento, es realmente mágico y son once el grueso de los que se quedaron a hacerlo y con diferencias de intérpretes que son maravillosas, con muchas diferencias y de distintos mundos y procedencias, con una implicación y una honestidad mezclada con la profesión, y entonces me metí con ellos en el barco y desde entonces estamos en esto.

-Es una suerte poder sentir esa conexión y conocer un grupo tan bueno…

Son cosas mágicas de la vida porque no es fácil con un grupo de dos, así que imaginate con un grupo de trece personas que son ahora junto a Verónica Ronda y Rulo Pardo que se unieron al proyecto, ya que éramos en principio once.

-Debe ser difícil controlar todo con tanta gente…

Y de quedar, porque en esto no hay dinero solo el que han puesto ellos para la escenografía, para pagar los locales de ensayo, la música… entonces no están cobrando nada ni yo tampoco, es nuestra inversión y trabajo como cooperativa. Entonces la gente tiene sus horarios, tiene que seguir actuando en otros sitios y comer… aún así para lo difícil que podría haber sido con tanta gente ha sido facilísimo, estaban todos muy implicados y era su prioridad absoluta, así que por eso ha salido todo tan bien.

th (7)-El esfuerzo se compensa cuando haces con pasión lo que más te gusta.

Sino no tiene ningún sentido.

-El tema de las competiciones de danza es muy interesante.

Esto está basado en unas competiciones reales que sucedieron en EEUU en los años 40 con parejas de baile que quedaban en un concurso a bailar hasta que desfallecieran, estaban meses bailando y la gente moría por agotamiento, había infartos… y allí iban los ricos a aplaudir a los pobres mientras ellos se jugaban la vida. Había gente que patrocinaba parejas y sucedió realmente, me parece un espectáculo monstruoso que sigue sucediendo en televisión y por las calles y es realmente bochornoso. A raíz de la película y lo que cuenta, hemos hecho nuestra propia versión, no intentamos reflejar la película porque ya está maravillosamente hecha por Sydney Pollack y no se puede ser más Shakespeare que Shakespeare, así que hemos contado esto y nos ha salido este monstruo tan bonito.

-Y la verdad que es más real que nada ahora como estamos en la actualidad…

Seguimos luchando como jabatos por salir adelante mientras unos pocos se lo llevan fresquito y nos dan palmas para que sigamos jaleando.

-Aunque es complicado, habrá que seguir luchando…

Hay que luchar siempre.

-Vosotros con el teatro demostráis valentía día a día...

Al final hemos conseguido con este espectáculo crear un homenaje a todos los que se van quedando por el camino en nuestra profesión, obviamente porque somos actores y intérpretes y lo contamos a partir de aquí, pero hablamos de los que se quedan en el camino de todo porque todos nacemos con unos sueños y no siempre se cumplen, muy pocas veces lo hacem… desde la decepción se pueden construir sueños incluso mejores y hay que reinventarse cada día, no puede uno quedarse atrás por no conseguir algo pensado en un principio y los sueños se pueden seguir creando.

-¿Cuál es para ti el momento más especial de la función?

No lo sé… hay tantos momentos mágicos… es una competición en directo y los actores están compitiendo por ver quien hace las pruebas mejor o más rápidos y se van eliminando a los peores cada día. Hay también pruebas de azar que hacen que cada día caiga otro diferente aunque en la siguiente prueba fuese mejor y esos momentos son especialmente mágicos porque estamos toda la vida intentando conseguir la verdad en cursos, talleres, trabajando… y aquí hay instantes de verdad absoluta y real y son el verdadero oro del espectáculo.

-También debe ser muy motivante para el público…

Exacto, puedes ver las funciones tantas veces como quieras porque llevamos como veinte pases generales y no he visto una función igual, todas son distintas y hay gente que no ha llegado al final o ganado nunca, o gente que aún no ha hecho el principio.

-¿Y tú momento más complejo o el más complicado de la función?

Físicamente es muy difícil todo el rato, están a un nivel físico muy alto porque las coreografías son aeróbicas, de cardio… para intentar conseguir el cansacio de meses en una hora y hay que ir a full y a por todas. Hay un momento en el que todo está más relajado y les ponen a correr y a los últimos se les elimina, es la crueldad absoluta. Es muy difícil porque dura cinco minutos de reloj sin parar y compitiendo, yo les veo las caritas y se me cae el alma al suelo, después quiero darles un abrazo y un beso y llevármeles a todos a que les cuiden.

-También es algo duro para el espectador…th (8)

Sí, empatizan mucho porque todos nos podemos ver reflejados en sus historias en ese momento.

-¿Y cuál es la anécdota más notable de todas?

Es que ha ocurrido de todo, como el proceso de creación ha sido muy parecido al mundo de la danza, porque creábamos ideas a partir de material que yo traía y luego seguíamos creando y cada día había mil anécdotas a través de las cuáles hemos seguido creando otras cosas que yo no tenía pensadas y hemos seguido ese camino. Ha sido un proceso precioso también con el dramaturgo que ha creado las escenas y los textos en los ensayos con un fotógrafo que ha venido a hacer una retrospectiva de nuestro trabajo, buceando en los ensayos y rescatando instantes que van a ser para la posteridad y muy discreto… Pablo Rodrigo ha hecho un trabajo maravilloso.

-Esa será una joya que os podéis guardar para siempre...

Eso para nosotros para siempre. Mira, tanto como si triunfa el espectáculo, como si pasa inadvertido, como si es un fracaso absoluto… yo voy a ser el hombre más feliz del mundo y he sido muy honesto con el trabajo y con mi postura y posición a la hora de hacerlo, los chicos se han lanzado a la piscina de una forma absolutamente ciega.

-¿Qué es lo más especial que te llevarías de este proyecto que no hayas visto antes?

Es la primera vez que trabajo con tantísima gente de manera profesional. Antes cuando estaba en Valladolid y trabajaba dando clases de teatro y cursos de forma amateur había grupos de quince o veinte personas y la exigencia no es la misma, obviamente. Es la primera vez que trabajo con un grupo de actores tan potentes y numeroso, así que lo que me llevo es la capacidad de movimiento escénico, también el mover al grupo en distintas imágenes y sitios, como te das cuentas de algo y como si fuese cine puedes hacer un viaje por las imágenes desde detalles mínimos a grandes movimientos.

-También habrán quedado unas amistades buenísimas…

Fíjate, con este espectáculo también he visto el respeto entre los compañeros, todos están a lo mismo y no hay egos por encima de otros. Hemos creado una familia preciosa y sin estos énfasis a veces falsos de quedar todos a todas horas, salir juntos y tan amigos… No, han quedado para el proyecto, se ayudan en todo y cuando hace falta están unos para los otros pero luego hacen su vida y eso creo que es lo que funciona para que no estén saturados de ellos mismos durante el proceso.

-¿Tienes algún lugar o momento especial para crear?

Yo creo en la sala de ensayos aunque no en todas, tendría que ser una sala grande y muy amplia porque me gusta ver las cosas con profundidad y con distancia, que suene muy bien también es importante y que tenga una energía bonita. Esto lo sentimos al llegar a los sitios y a lo mejor esa energía es bonita pero para otra persona no y viceversa. Hemos ensayado en el Teatro del Arte y en las naves de Chevi Muraday, ha sido maravilloso trabajar en unas naves donde se han creado cosas maravillosas y tengo un vínculo muy especial.

Creo que es la sala de ensayos, yo no trabajo mucho en casa salvo una hora, hora y media o dos como mucho pensando, porque yo los necesito mucho a ellos y creo ideas, busco música, y a lo mejor al día siguiente veo que no sirve para nada y claro, sin ellos es muy difícil.

-¿Cómo te sientes cuando estás dirigiendo a cuando estás actuando?

Es complicado, me siento libre en las dos modalidades, tanto dirigiendo como interpretando y en cada una encuentro diferentes tipos de libertad y es lo que me hace volar en el escenario y estar implicado. Cuando interpretas pones tu alma en unos sitios y en otros y al final es trasladar historias y emocionar a la gente el objetivo y utilizas diferentes pinceles. Dirigir es una experiencia maravillosa y más cuando tienes un equipo de actores tan entregados y también el escenógrafo la maravilla que ha hecho, el músico, el vestuario… el equipo ha venido con todo el corazón y cuando vienen con corazón es más fácil trabajar.

B8G-FpUCcAAdHRM-¿Y tenías claro desde siempre que te querías dedicar a esta profesión?

Yo desde pequeño he tenido debilidad con el escenario y cuando veía un tablao ahí que me subía a hacer mis cosas y ji ji, ja ja, cuando era adolescente y tenía quice o así me apunté a clases de sevillanas, de bailes de salón , de jotas… soy de Valladolid y somos muy de jotas. Bailar es una de mis pasiones y al final me he encontrado después con la danza y ha sido maravilloso, decidí estudiar arte dramático y es lo que me ha encaminado la vida pero desde siempre claro, claro nunca lo tienes, creo que lo decidí con 16 o 17 años.

-Imagino que todos los papeles que has ido interpretando te habrán ido cambiando personalmente…

Sí, yo soy una esponjita y aprendo mucho de toda la gente que trabaja conmigo y tanto de las grandes coreógrafas y directores como con la gente más pequeña a nivel de éxito pero igual de grande a nivel de creación. También he aprendido mucho de las puertas cerradas, de las cosas que no he conseguido o de la gente con la que he trabajado y luego ha sido frustante. Yo soy una esponja, lo absorbo todo tanto del como quiero hacerlo o lo que luego veo que no lo quiero ni para mi ni para mi manera de trabajar. Aprendo mucho caminando por la calle y fijándome en las señoras cruzando los pasos de cebra abrazadas de la mano, de la gente corriendo en el Retiro… se ve movimiento, danza y poesía en cada sitio, solo tienes que pararte un segundo y mirarlo y no te quita nada de tu vida, tú puedes hacer tu vida igual pero si le das un pequeño espacio la vida de la gente sería mucho mejor e iría sonriendo por la calle. Puedes pasar por la calle y coincidir una música que sale de una tienda con un momento que está pasando fuera y ya hay poesía, tienes que pararte y saber verlo.

-¿Y qué obras o películas te han marcado?

Me marcó muchísimo la primera obra de Tom Wilson que ví, ‘Woyzeck’ con música de Tom Waits y fue en el teatro de la Zarzuela, estaba en primero de carrera de Arte Dramático y me quedé muerto y no me creía lo que acababa de ver. Fue un espectáculo que me marcó, sobre todo porque lo ví muy joven y la impresión es mayor. Cuando ví a Angélica Liddell con ‘La casa de la fuerza’ y su implicación, su riesgo… me pareció una creadora absolutamente valiente y necesaria.

-Y ya por fin vamos a poder disfrutar de ‘De chica en chica’, de la que también fui mecenas…

Sin ti no hubiera sido posible. Bien, es una cosa que ha sido maravillosa, un proyecto de Sonia Sebastián divino y maravilloso, hecho con el corazón, con conciencia, comprometido… han estado erre que erre y con la aportación de millones de personas con su granito de arena para mi lo convierten en especialmente mágico, que mis escenas hayan sido con Celia Freijeiro, Beatriz Montañez y la gran Jane Badler me muero, yo con eso ya me doy como el señor más bien pagado del mundo al mirarla a los ojos y que me diga sus frases y yo las mías, me quedaba embobado y no sabía como 30iba a aguantar el plano. Yo ví esa serie de pequeño y soñaba con ella comiéndose los ratones… tengo muchas ganas de verla en pantalla grande.

-Tampoco puedo dejar de felicitarte por el tremendo éxito de Vis a Vis…

Ha sido un año muy bonito, he tenido mucha suerte en todo y mentiria si dijese lo contrario. Desde que empecé a estudiar he trabajado con gente maravillosa, he aprendido muchísimo de todos, he enlazado proyectos a cada cuál mejor y hasta llegar a Vis a Vis este año de la mano de Luis Narciso que me ha regalado un personaje maravilloso, que es un bombón, precioso y muy bonito, noble pero no tonto… me encanta y con esta calidad de formato, con unos compañeros que son la bomba, con unos directores con los que trabajo estupendamente y que confian en ti y crean el personaje contigo, unos guionistas que hacen unas tramas absolutamente rompedoras en este país y un formato de imagen innovador y muy cercano a lo que se hace en Estados Unidos… soy un privilegiado absoluto por poder hacer Vis a Vis.

-Y es mucho mejor cuando además te gustan los personajes y te sientes cómodo…

En todos he puesto lo mejor de mi y a veces defiendes personajes aunque te caigan mal o no estés de acuerdo con la visión del director en ese personaje tú lo defiendes, pero en este caso los defiendo total y profundamente convencido.

-¿Prefieres los personajes más cercanos a ti o más bien los más alejados?

Son más divertidos los que no tienen nada que ver y cuanto más lejanos con un poquito de distancia te das más lujos y licencias y con los que tienen mucho que ver contigo al final es más complicado porque la visión de uno mismo nunca es fiel, tenemos muchos prejuicios, historias y tonterias. Los que están más alejados son más divertidos, en ‘Cenizas’ con Chevi Muraday el personaje era maligno, oscuro, nunca sabes que piensa… es muy divertido.

-Y también te habrán marcado mucho personalmente…

Todos, los que voy interpretando me hacen mejor persona, me enseñan cosas de mi y caminos por los que es bonito ir y los que es mejor no adentrarse nunca. Es lo bonito de esta profesión, que te va modificando y construyendo si eres profesional y no te centras en la parafernalia del mundo del actor.

-¿Cómo es para ti un día perfecto?

Levantarme sin prisas y sin despertador, desayunar en casa, quedar a tomar el vermouth con los amigos y charlar, que me encanta, en un día que no haga mucho calor ni mucho frío, luego ver una obra de teatro y cenar con los que haya ido a verla y que nos haga volar, que nos haya modificado y haber sido inmensamente felices viéndola. Después salir a tomar algo, ligar, darnos un poco de cariño y dormir abrazados.

-¿Y qué canciones le han puesto banda sonora a tu vida?

De pequeño las canciones de Víctor Manuel, el flamenco de Camarón, las Spice Girls, Laura Pausini, Mozart, los tangos de Gardel, algo de música electrónica, francesa… esa es la mezcla de mi vida.

Recomendaciones:

Libro: ‘Los lugares pequeños’ de Paco Tomás.

Disco/Canción: “Luca” de La Purissima.

Película: Titanic

Tres Imprescindibles: El amor a todo, sentido del humor y el teatro.

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s