Entrevista con Marta Flich, Ondina Maldonado y Sara Gómez

ENCUENTRO CON EL EQUIPO DE TRIPLE A

DSC_0652

Hoy en Lunas Pasajeras os traemos una entrevista con el reparto de Triple A.

En esta obra os encontraréis una historia de amor un tanto peculiar lleno de humor, originalidad y buena música. Las tres protagonistas son Marta Flich, Sara Gómez y Ondina Maldonado. Marta Flich interpreta el personaje de Alicia, Sara Gómez da vida a Astrid y Ondina Maldonado en esta ocasión es Ana.

Una obra para mentes abiertas, gente con ganas de pasarlo bien y para todo tipo de público, ya que en algún momento u otro nos sentiremos identificados. En esta entrevista descubrimos a un trío muy bien avenido, con mucha química, alegría, amables y con mucho carisma.

Si queréis conocer esta divertida entrevista, adelante.

-¿Cómo nació este proyecto?

Marta: Comenzó de la forma más absurda, pero sin ser absurda y no por absurda deja de ser una gran idea. Sara y yo estábamos trabajando en una mini-obra que escribí y en uno de esos días de ensayo estábamos comiendo también con Ondina porque nos conocemos las tres y hablando de los proyectos que nos gustaría emprender, uno de ellos era hacer un teatro musical aprovechando que Ondina aparte de ser una maravillosa actriz, canta de una forma espectacular.

Entonces habíamos pensado en llevarlo a cabo así que me propuse escribir un texto en el que el hilo conductor fuese la música de Ondina. Elaboré el guión, hicimos un brainstorming para ubicarlo y desarrollarlo… entonces cuando tuve la estructura del guión y unas actrices de este talento, teniendo el privilegio de poderlas elegir y que te digan que sí…

-Ha debido de ser un lujo trabajar en tan buenas condiciones entonces.

Sí, soy una privilegiada, porque son tan buenas que no tengo que trabajar nada (risas).

marta1

-También fuisteis añadiendo cosas vosotras?

Marta: Sí, es un trabajo creativo producto de las tres y aunque yo firme el guión sin ellas no sería posible, lo hemos hecho en un 33%.

Sara: Marta y yo habíamos trabajado juntas antes y a Ondina ya la conocía desde hace tiempo, así que cuando Marta escribió esta obra mi experiencia con ella laboral es que cuando escribe conscientemente sabe por donde puede ir contigo, hasta donde te puede dar, que le puedes dar… entonces más tarde ella conoció a Ondina y surgió este proyecto.

Marta: Primero me fascinó como cantante… Conocía sus temas y me parecía una persona con una luz, un ángel y una historia…

Ondina: Me voy a ir (risas).

Marta: No, me parecía perfecta y más para lo que surgió en aquel momento.

Sara_Gomez_LKRepresentacion15

-Al ser amigas habrá sido mucho más fácil y agradable.

Sara: Sí, porque no siempre con los directores que trabajas , aunque generalmente si ocurre, no puedes tener la misma confianza ni todo el mundo entiende que es una aportación con el no ya dado por hecho, pero que puedes proponer. Marta nos ha respetado mucho las aportaciones y estaba muy abierta a las propuestas.

Marta: Las aportaciones mejoraban mucho el tema.

Ondina: Al final una de las cosas que molan mucho de este proyecto es la flexibilidad que dice Sara que tiene Marta para trabajar y escuchar propuestas, de repente tu idea vista desde tres puntos diferentes termina de ser redonda, siempre bajo la decisión final de Mata porque el texto y el proyecto es suyo, pero ha sido muy rico.

Marta: Había un denominador común de nuestro sentir que era bastante parecido, pero sin embargo si no hubiese sido por esas sinergias y el punto de vista de la otra… ha sido sin duda un 33%.

Sara: Resalto una vez más la humildad porque es muy fácil decirlo pero muy difícil hacerlo, el director y el actor es la misma persona, no tienes el punto de vista objetivo y muchas veces se obcecan en no verlo desde fuera y aún así imponer la fluidez o la organicidad que puede generar con tu compañero, y ella se ha dejado ver desde fuera a ella misma también como actriz.

Marta: Es una relación de confianza en el arte que tenemos todas y el talento, capacidad de trabajo y creatividad.

ondina 2

-Seguro que es algo que luego se transmite al público…

Marta: Hay mucha química y momentos de mordernos mucho la lengua porque no podemos aguantar la risa, se nota mucho cuando estás trabajando y disfrutas, a mí se me pasa la función rapidísimo, es divertidísimo, todo muy orgánico, pasa de una cosa a la otra. Es muy sencillo porque esta en el sentir que tenemos nosotras dentro de los personajes, lógicamente.

Sara: La comedia que podemos hacer en Triple A a través de los personajes no es una comedia al uso buscando hacer una comedia desternillante, es como la vida, situaciones incómodas que luego las piensas… Alomejor en el momento a ti no te hace gracia pero al espectador desde un punto de vista ajeno si le hace gracia la situación incómoda. La situación es como sales de ahí, lo que estás pensando, diciendo…

Marta: Algo que hecho de menos en algunas comedias, y aquí nos podemos poner la medalla las tres, es que a los personajes les está pasando las cosas en escena, con el público. El personaje recibe la información en directo, aunque las actrices la conocen, es muy bonito ver el proceso de como el personaje recibe esa información, como la encaja, como va hacia adelante y se desarrolla el conflicto en los tres personajes con varias tramas a la vez.

Es una función viva, muy dinámica y que el componente emoción al nivel que sea, todo lo que hacen te toca. Nosotras siempre dicen que trabajamos de una forma que me parece un piropazo, y es que nos preguntan que si estamos improvisando o si eso está en el guión.

-¿Incorporáis cosas vuestras también?

Marta: Una vez que se fijan las cosas en los ensayos intentamos respetarlo siempre aunque parece que improvisamos.

Sara: Os juro que lo voy a intentar (risas).

Ondina: A mí me pasa al revés, tendré que soltar todo.

DSC_0657

-¿Creéis que cambiarán vuestros personajes con el paso de las funciones?

Sara: Intentaremos que no, pero cuando tú ensayas una función y luego la testas con el público normalmente descubres que la gente encaja cosas que no esperabas, otras que hemos previsto que sí no lo hacen… nosotras en los ensayos al igual que en todos los montajes tiras energía para que la reciba el público pero no hay nadie, siempre con el público termina de completarse, si no, no tendría sentido.

Marta: Tienes un feedback que va modificándose.

Sara: Esa es la magia del teatro, unos días tirará por un sitio y otros por otro, pero para eso está el trabajo previo, para hacer que la línea fundamental esté siempre.

Marta: Lo bonito de este teatro musical con todos mis respetos, es que no es estilo a “El Otro Lado de la Cama”, Sara y yo cantamos dos cosas que están acting pero la que canta es Ondina, que es una cantante profesional y canta de escándalo y el arte se multiplica por dos. Además tenemos la suerte de que tiene tanta gente que la quiere conocer que ya nos han prorrogado dos fin de semanas antes de empezar.

Sara: Aquí la Ondina es muy grande.

Ondina: Bueno basta ya.

-Vamos, que la gente no vaya ni a ver “El Rey León” ni a “Marta tiene un marcapasos”, que venga a veros a “Triple A” que tienen de todo.

Sara: A ver, quién pueda ir que lo aproveche.

Marta: Pero que también complete con lo nuestro. Si has ido a ver“El Rey León” seguro que puedes pagar diez euros para ver esto.

IMG_6848-ok-p

-Además aquí van a encontrar algo más sencillo y agradable que yéndose al gallinero a ver “El Rey Léon”.

Sara: Es un pasito más allá a nivel de microteatro, porque es un microespacio que no lo había visto nunca. Es una obra larga en la que el público transita en dos espacios, tienes música en directo… Esto no es un musical, ojalá algún día tengamos la oportunidad, me gusta definirlo como una mezcla de Ally McBeel de esto que se para el momento y lo dices cantando, es como una nueva definición: un espacio muy cercano, con la persona que canta muy cerca sin micro y muchas a capellas.

-Y eso es algo con mucho mérito…

Sara: Es distinto, es un teatro musical en primer plano.

Marta: Exacto, un teatro musical en primer plano que tiene de bonito al tener al ser humano tridimensional y puedes ver como suda, como mira… Puedes vivir todas las sensaciones en la vida real, como espiar todo el tiempo y que te permitan sin que te juzgen, ver cosas tan íntimas de esas personas y lo que está pasando entre ellas.

-¿Y cómo os sentís vosotras al tener al público tan cerca?

(Risas).

Ondina: Para mí en la música que es donde me muevo desde hace años es muy distinto trabajar con el público cerca a separado por una altura de diferencia, para mí el curro más difícil es tenerles cerca de verdad. Interpretando lo he hecho siempre desde un escenario más distanciado y aquí va a ser una mezcla porque estaré más familiarizada a cantar con el público cerca pero actuar no, así que me apetece, tengo muchas ganas.

Marta: Ondina tiene una dificultad añadida porque Sara y yo tenemos unos personajes estipulados por una composición de principio a fin, ella juega con esa dificultad de ser Ondina cantante y luego trabajar un personaje para que pueda interactuar con estos personajes que son ficción. Es algo muy interesante y complejo y eso también lo van a agradecer.

-Una interesante mezcla de realidad y ficción…

Ondina: El trabajo que me apetece hacer es hacer un personaje porque estoy interpretando, el único punto de realidad es que cuando canto el personaje evidentemente va a cantar igual que yo porque soy yo el que está cantando.

Marta: ¿¿¿Ah sí???

Sara: Que fuerte

Ondina: Pero para mi es un gran trabajo, tiene similitudes conmigo como todos los personajes que haces pero es un texto que yo no diría, unas reacciones que no tendría y unas decisiones que yo no tomaría.

(Risas)

Marta: Con relación a lo que dice Ondina me parece muy interesante porque yo la historia la quería contar con tres mujeres y no entiendo una historia sin que no haya una historia de amor, y al ser nosotras tres chicas lógicamente la historia de amor que tenía que haber era entre mujeres, eso para empezar. Luego yo lo que quería plantear no era la orientación sexual de cada uno, me da exactamente igual, quería contar porque en la sociedad nos meten un corsé de parejas sí o sí, y por qué no alomejor el equilibrio está en un trío.

Todo esto sin entrar a valorar, sí que me apetecía entrar a plantearlo de la forma más natural, humana y tan sencillo como es la vida.

Sara: Como dice Marta ya no hace falta matizar si es una pareja de chicas, si lo es de chicos… Estamos ya en una sociedad de vuelta donde no debemos resaltar eso para normalizarlo.

Marta: Es anécdótico que seamos lesbianas en la función, porque yo quería trabajar con ellas dos.

Ondina: Y es anecdótico porque en la realidad nada de nada.

Sara: Exacto.

Marta: Ninguna.

Ondina: Yo por lo menos, dios me libre.

Marta: Ni yo vamos, que vergüenza, ser bollera que horror.

Sara+Gomez+Pelayos+Madrid+Premiere+vVttxwYCdXMl

-Menudas tres homófobas tenemos aquí.

Marta: Viva Gallardón.

(Nótese la IRONÍA)

Sara: Me gusta mucho lo que dice Marta, porque la igualdad está en la normalización. Sí que es verdad, y particularmente conozco un trío que viven juntos los tres, pero como no es algo que se comente y si se comenta se toma como raro, cuando considero que todo el mundo se ha encontrado alguna vez en su vida que le gusten dos personas pero se tiene que dar la situación de que a esa persona le gusten las otras dos, pero es igual que gente que va a intercambio de parejas, parejas que invitan a un tercero y mantienen relaciones sexuales pero la convivencia podría ser buena, pero en la sociedad estamos aún atrapados.

Ondina: Claro que vivimos en una sociedad monogámica.

Sara: En África sin irse más lejos hay poligamia.

Marta: Quiero hacer incapie de que no hablamos de un trío por un tema morboso, es un trío por amor, no por probar ni especular.

-Habláis de sentimientos… Además, peores cosas nos encontramos a diario…

Sara: Exacto, como en los informativos que a mi me gusta llamarlos desinformativos: estás comiendo y ves asesinatos, guerras, explosiones… y se ve como normal cuando es terrible y luego pones una película en la que hay un asesinato y lo marcan como no recomendado para menores de trece años, y luego sale una escena de sexo o que una persona pública decidiese estar con dos personas sería una noticia muy criticada, cuando lo realmente fuerte es ver a niños mutilados en las noticias.

Marta: Lo sensacionalista es lo otro, no esto.

-Además los que más critican serían los primeros. ¿Qué nos podéis contar de vuestras personajes; lo más difícil y lo mejor?

Ondina: Mi personaje tiene un morro que se lo pisa y un lío en la cabeza que no se entiende ni ella y para mi el reto es crear la relación con ellas de la manera más real posible y que sea diferente, trabajar el amor desde sitios distintos porque cada uno de sus personajes es distinto. Trabajar lo que me pasa con ellas, el por qué las quiero, plantearme elegir a las dos… mi trabajo me viene por ahí.

Sara: Lo más interesante de mi personaje aparte de que es muy divertido, a veces le digo a Marta que no se da cuenta del recorrido que tienen cuando escribe, porque a veces como actriz te pones a desmenuzar el personaje para crearlo y para mi lo más interesante al igual que dice Ondina, toda la función está llena de un texto y un subtexto que no se dice, así que para mí lo más interesante es que el espectador lea lo que pienso y escuche lo que digo viendo la diferencia, viendo los tipos de relación que tengo.

-Así que tendremos muchas partes ocultas…

Sara: Hay una función dentro de la función como la vida misma y el público siempre tiene más información que alguno de los personajes de escena y esa coherencia para mi es el gran reto que creo que estamos trabajando y consiguiendo, pero el público lo confirma.

Marta: Las últimas frases de los personajes son las que de verdad quieren decir y verbalizan, pero hasta entonces lo que digan da igual porque es una pose. Lo que tenemos que actuar es lo que dicen, hay que diferenciar el lenguaje corporal del verbal.

ondina2

-Con presencia de máscaras…

Sara: Y no solo máscaras, es como no contar toda la verdad para no hacer daño a la persona que quieres.

Ondina: Por añadir a lo que dice Sara creo que uno de los juegos más importantes y básicos es ese precisamente, el único que tiene toda la información continua es el público.

-Como el día a día…

Marta: Mi gran dificultad es no reírme y mi personaje es muy näif y muy ingenuo, así que mi reto es intentar no caer en hacer de tonto, tiene que tener matices de persona inteligente y me puede la personalidad de mi pareja. No es una función hecha para mujeres exclusivamente, hecha por tres mujeres para todos los públicos y sexos, es blanca con cositas. Un niño no entendería más allá de lo que estamos diciendo, es estilo a “Los Simpsons”, es una función para hombres y para todos los públicos.

Sara y yo ya hemos trabajado en una obra de esta temática y nos sorprendimos como la gente más mayor y los matrimonios la encajaban, la disfrutaban entera…

Ondina: No se hace apología de nada, no se impone ningún tipo de idea… Es lo que pasa desde vuestro microteatro, tratar un tema desde un punto de vista natural y normal que es difícil que agreda al espectador porque no te posicionas ni impones nada, y de ahí a que el espectador empatice… al menos que disfrute.

Marta:Y cada uno que luego se vaya con su conclusión.

Sara: Yo por las cosas que he leído de Marta y he trabajado con ella, en sus textos nunca hay juicios y hace que el espectador nunca se sienta juzgado ni haga un juicio prematuro, cada uno tiene su opinión pero al no juzgar desde dentro no lo haces desde fuera ni impones.

-Pero vamos, que todos están invitados a hacer tríos si les apetece al salir…

Sara: De hecho hay un punto de decir que por qué no y que qué más le da a la gente.

Marta: Y desmitificar lo que nos han impuesto por ley divina.

Ondina: Yo no digo que no se hagan tríos, pero sí que hay que organizarse mucho (risas).

-Si llegaseis algún día al teatro y se os hubiese olvidado todo, ¿Qué personaje os gustaría escoger?

Sara: Me encantaría hacer el de Ana y que Ondina hiciese el de Alicia.

Ondina: Yo como reto y el más alejadísimo de mí sería Alicia.

Marta: Me gustaría el de Ana por su doble dificultad y así cantaría como ella (risas).

Sara: Si cantase igual de Ondina si me gustaría hacerlo. Pero me da mucha tranquilidad porque todas seríamos capaces de hacerlo.

-¿Las canciones son todas originales de Ondina o podremos encontrar otros temas?

Marta: Los temas son de Ondina pero hay un guiño a otros temas, pero me baso en la música de Ondina.

-¿Hay alguna canción especial para vosotras que os gustara meter en la función?

Sara: La que me encanta, me marcó y me fliparía está.

Marta: Me gusta mucho como está, pero un tema clásico si vendría bien.

Ondina: Me dejaría la piel hasta conseguir una versión brutal de Camela ,María del Monte o algo así.

-Imaginaros que tenéis que meter a un cuarto personaje en la función ya sea un ídolo vuestro, un músico, un hombre…

Sara: Metería a Borja Montenegro que es el guitarrista de Ondina, es maravilloso y nos haría un hilo musical de escándalo.

Ondina: Efectivamente.

Marta: Yo metería sin ninguna duda a Meryl Streep y le haría hacer de hombre, sería una buena vuelta de tuerca.

Ondina: No lo sé, pero me gustaría que fuese un hombre sí.

-¿Vuestra escena favorita y la más compleja?

Ondina: Yo tengo una que tengo un grave problema pero me podré reír afortunadamente porque estoy fuera, si no creo que no sería capaz de aguantarme la risa. De las que estoy en escena tengo una favorita.

Marta: Las más complicadas para mí son cuando arrancas y tienes que atrapar al público y crear esa energía para engancharles. La más bonita… todas.

Sara: Yo tengo una a la que temo por inseguridad profesional pero estoy segura que luego quedará bien. Hay muchas partes de la obra que disfruto mucho y esa que dice Ondina es por mi culpa y me divierte mucho que ninguna se pueda aguantar la risa, realmente la que lo va a sufrir es Marta.

Marta: Es muy divertido y una gozada, yo como escritora y una materia prima tan fantástica como ellas, poder escribir con ellas en la cabeza sabiendo sus posibilidades, porque te dan la vida ellas mismas es muy gratificante, y cuando escribes con alguien en la cabeza es un privilegio.

-Además que tratar y trabajar con ella al ser también actriz es mucho mejor…

Sara: Es a lo que me refería y se lo decía a ella que entiende y empatiza, desgraciadamente no todos los directores son artísticos, que hay una gran diferencia. Todos los directores deberían hacer un cursillo de interpretación.

Marta: Yo lo he sufrido como actriz. Es fundamental escuchar lo que te dicen tus actores.

-¿Cuál es ese elemento que rescataríais para siempre de esta obra que no hayáis encontrado anteriormente en vuestras carreras?

Sara: Para empezar es un regalo trabajar con dos amigas, normalmente te lo encuentras o surge y no arranca, no me había encontrado hasta ahora que las dos fuesen mis amigas, También me llevo este reto que no había hecho nunca en teatro y siempre será mi primera vez.

Ondina: Siempre me preguntan que si me gusta más cantar o interpretar y yo digo que por qué no las dos, aquí es la primera vez que tengo las dos facetas y la manera de expresarme con el texto o cantando canciones que canto en directo desde otro sitio,. Letras que canto para un público en un lugar donde se está escuchando música, aquí lo hago desde un personaje contando y transmitiendo. Sería el reto de interpretar cantando canciones que ya canté en conciertos.

Marta: A mí me han hablado siempre como actriz en las escuelas de interpretación del aquí y ahora y pasa en esta, es oro que pasa pocas veces porque está todo más que manido y hay pocas veces que encuentras un texto donde le pasan cosas al personaje en escena.

-Me habéis hablado de vuestros aspectos negativos, los más complicados pero… ¿Cuál me diríais que es vuestro mayor desafío y placer?

Ondina: El placer es una función donde lo paso bien y tener que buscarme la vida para no reírme, el desafío que la gente entienda y disfrute toda esta información y que sea interesante para él.

Sara: El desafío será que la gente vea la obra que se ve y la que se entiende del lenguaje, el placer que la primera vez en 18 años que hago teatro que tengo los seis primeros pases llenos sin haber estrenado y claro, no defraudarles.

Marta: Exacto, no defraudar con la responsabilidad que tengo, aunque es un texto de las tres, y el placer que a la gente le guste y vivirlo cada día.

DSC_0655

-Quiero saber un desafío y un sueño pendiente más las siguientes recomendaciones:

Marta:

Obra de teatro: “Babel”.

Película: “Closer”.

Sueño por cumplir: Cada día tengo uno nuevo pero poder vivir de esto toda mi vida, el desafío se toca, vivir de algo que te hace feliz, si no es lo peor que te puede pasar.

Ondina:

Obra de teatro: “El flautista de Hamelin” de Animalario.

Película: “La Naranja Mecánica”.

Desafío y sueño: Solamente una cosa sería viajar y conocer el mundo, el desafío poder hacerlo con mi música.

Sara:

-No tengo ni película ni color ni nada favorito, me encanta el cine y todas son recomendables y se aprende algo, no me puedo quedar con ninguna, el arte es infinito, pero una obra me encantó “De ratones y hombres” de Miguel del Arco, y también pequeñas actrices y compañías. Recomiendo el teatro en general y apoyar las pequeñas compañías: el teatro pequeño pero con amor.

Desafío y sueño: Me repetiré pero mi desafío, confianza y propósito es vivir de lo que me gusta hacer: interpretar y crear. Mi sueño poder seguir enamorándome cada día y disfrutarlo.

-¿Algo más por destacar?

Sara: Al estrenar aquí se nos han dado unas condiciones muy especiales y que van a sorprender mucho, aunque no es novedoso porque hay escenarios muy especiales, ha sido muy guay y esperamos que nos den la oportunidad.

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s