Recordando: Entrevista con Jonathan Tijerin

ENTREVISTA CON JONATHAN TIJERÍN

DSC_0584

Entrevistamos a Jonathan Tijerín, un actor y músico que recientemente ha lanzado su tercer trabajo al mercado: “Cállate la boca”.

Lleno de verdad, buenas intenciones, personalidad, letras cercanas al público y reales como el día a día más una música compuesta también por él, llegan 12 temas preparados para no dejar indiferentes a nadie. Nos pudimos reunir con él para hablar acerca de su visión de la música, de la profesión, de sus sueños y metas alcanzados y también de los venideros.

En esta entrevista pudimos conocerle a través de las letras de sus canciones y también acercarnos un poco más personalmente a él. Si queréis ver que esconde su “Cállate la boca”, adelante.

-¿Cómo estás viviendo el momento de éxito de “Cállate la boca”?

Jonathan Tijerín: Más que de éxito personal, es un tercer trabajo en solitario y es más difícil cuando se hace sin medios y sin tener un papá que te pague el dinero como los niños de papá. Aquí es coger un bolígrafo y una hojita pero todo va mejorando, el primer disco lo hicimos con un portatil en casa… este es un trabajo profesional y hemos conseguido después de mucho trabajo que la gente haya querido colaborar: los músicos, la distribución de los discos, la productora, el diseño gráfico… la gente se ha volcado viendo que hemos empezado sin nada y viendo que pueden colaborar, me gusta dar los derechos de autor que son de por vida más un dinero que va llegando y un reconocimiento público.

-¿Sigue teniendo la misma esencia que tus trabajos anteriores?

Jonathan Tijerín: Sí y no, yo me metí en la música por intentar ayudar, siempre intento ayudar y creo que el mundo debería ser así, que cuando alguien tiene algo debe dárselo a la persona que tiene más cerca, y yo ayudé a una persona a cantar y me fui metiendo en el mundo, esa persona consiguió ser medianamente grande por decirlo de alguna manera y ya me metí por libre yo mismo. Es ir madurando, aprendiendo… ir progresando. Ayudando te ayudas a ti mismo.

-¿Has notado mucha evolución en las canciones?

Jonathan Tijerín: Muchísima pero sobre todo porque hago como dice Fito: “Un poquito lo que me sale de los cojones”. Antes hacía música para otros, cuidaba las formas, buscaba algo comercial… y a mi lo comercial no me gusta, un waka waka no me dice nada, me gusta contar historias que nos pasen a todos y nos identifiquemos: nuestras noches de juerga, nuestros amigos, nuestras mañanas de soledad… y ya lo hemos conseguido un poquito, ahora estoy componiendo un tema que dice eso: que me da igual si riman, el tempo, los ritmos… me gusta que lleguen como se están contando.

-Y eso luego se ve en los conciertos…

Jonathan Tijerín: Yo digo que el artista que saca un disco producido en Miami con doscientos mil euros de producción es muy bonito y todo lo que quieras, pero el directo es el directo, un artista tiene que serlo en estudio, en medios de prensa, fuera del escenario… en su vida. Es una profesión más pero que bien poquitos podemos disfrutar de ella, disfrutarlo como una forma de vida.

-Además tengo entendido que ya estás preparando tu nuevo trabajo, ¿Verdad?.

Jonathan Tijerín: Componer no para para mi, es como Charlie y la fábrica de chocolate, yo siempre estoy contando historias y cuando voy a la calle en vez de escribirlo en Facebook como hace todo el mundo me gusta sacar la guitarra y contarlo.

DSC_0585-¿Podremos escuchar alguna canción tuya antes?

Jonathan Tijerín: Si si, podréis ver canciones con colaboraciones muy conocidas y con gente que hemos contactado y hay muy buen feeling, voy a ser el causante de sacar a los artistas de su rol y romper un poco los esquemas, voy a picarles a ver si se atreven porque sacar a una persona de su estilo es difícil y que accedan es complicado, porque se sienten a gusto en un estilo, pero a veces es porque no les han ofrecido otra cosa.

-¿Hay algún estilo que te quede por probar?

Jonathan Tijerín: No lo sé, mi estilo es pop-rock, muy como la música ochentera al estilo de Hombres G, La Fuga, La Contrabanda… pero también me voy a El Salvador y me ofrecen hacer reggeaton y no digo que no, hay que probar y los límites nos los ponemos nosotros. Mi disco es una mezcla de todo un poquito, y que me comparen como gente grande es de agradecer.

-¿Hay alguien a quien quieras callar la boca?

Jonathan Tijerín: Buff… te quedas sin espacio en la grabadora casi. A mucha gente, la primera por la que está hecho el disco, solidarizando con toda la gente y la situación a nivel mundial: albañiles, peluqueros, medios de prensa… con toda la gente, porque por la culpa de los cuatro malnacidos que tienen el poder y las incoherencias que tienen estamos así. “Cállate la boca “es para protestar y ver que no nos dejan ni respirar y hacen lo que les da la gana. También para esa gente que no ha confiado en el trabajo de los demás o ha aprovechado para ponerse medallas que no se merecían. Nos gusta poner buena cara a todo el mundo pero hay gente a la que no se puede.

-Pero cono bien dices en otra canción, a cada cerdo le llega su San Martín…

Jonathan Tijerín: Y le está llegando, por ejemplo en este trabajo ya les he felicitado el San Martín a mucha gente solamente con que el trabajo esté a la venta, porque no es el típico que he grabado en mi casa y he subido a YouTube, porque un disco tiene muchas cosas: tiene unos derechos de autor, una promoción, una distribución, que esté en tienda en formato físico, que se haga un videoclip…

Es para todos aquellos que en su momento no han aportado su granito de arena y cuando han visto que la montaña era grande han querido subirse arriba del todo. Les hemos dejado un reloj de arena en un círculo vicioso que se da la vuelta de un lado a otro y no se aguanta. Alomejor yo soy raro porque soy una persona que los valores que me han enseñado mis padres de pequeñito son la dignidad y el coraje, y en este mundo se ve que si eres un lameculos o tienes dinero llegas alto, yo podré llegar alto o no sé donde llegaré, pero será por méritos propios y no por lamerle el culo a nadie o bajarme los pantalones, pero lo vamos consiguiendo aunque sea más despacito, y he tenido ocasiones de avanzar mucho pero prefiero subir despacio y no de un golpe y al estar al día siguiente abajo.

-Es mejor ir a cara descubierta…

Jonathan Tijerín: Es como el disco anterior, el primero iba a cara descubierta y era el resumen del disco, la gente criticaba mis guitarras o la ejecución de la batería, pero yo muestro como soy, habrá cosas en el disco que te gusten, otras menos y otras que no pero soy así, no me voy a meter a hacer un tema comercial por que quieran, quien quiera escuchar mi música lo escuchará, yo hay cosas que no escucho porque no me gustan y alomejor son buenas, pero no es mi estilo.

-¿Algún grupo especial para ti?.

Jonathan Tijerín: Hay muchos y son mis influencias: Rulo es espectacular, es un tío normal, un currante y está donde está, me identifico mucho porque nadie le apoyó y una vez que ha estado arriba se le han ofrecido muchas discográficas y cosas y tiene historias reales, son cosas que nos han pasado a todos. Para mi sería un privilegio compartir algo con él y una de mis metas es colaborar con él. Muchas de mis canciones cuando cuento mi historia personal o de gente cercana pienso en como lo interpretaría él… además en directo es muy bueno, es un artista.

-También es muy normal ver a gente actuar con psicología inversa…

Jonathan Tijerín: Otro título real más, nos empeñamos siempre en darle la vuelta a las cosas, somos muy valientes cuando levantamos la voz, cuando damos voces, cuando nos hacemos los chulos… pero poca gente va de frente o a cara descubierta, va haciendo una psicología inversa haciendo culpable a los demás aunque lo seamos nosotros, todos cometemos errores y cuantas más cosas se hacen más nos equivocamos, y si no estaríamos muertos, la vida es un gran teatro y hay que saber cuando tienes que interpretar un personaje u otro y cuando cometes tus errores para no hacerlo más.

DSC_0591

-¿Mejor muñequitas o guerreras?

Jonathan Tijerín: Es hacer el contraste, hay situaciones en las que hay que ser un poco príncipe o princesa pero hay otras en las que hay que ser guerreros, hay que dar la zancada, afrontar los problemas, ir de frente… todo depende de la situación, así que las dos cosas. Además con la monotonía de ser siempre lo mismo caemos en lo anterior: somos un producto. Uno debe ser espontáneo, no hay mejor faceta o cualidad que la de improvisar.

-¿Y se puede reír cuando se tiene el alma llorando?.

Jonathan Tijerín: Por supuesto. Principalmente es lo que hay que hacer cuando uno tiene el alma destrozada y a sollozo vivo, hay que sonreír y hay que ponerse una máscara para sacar todo el coraje que lleva uno dentro, hay que reírse aunque llores por dentro.

-Aunque podremos reír mucho también con este disco…

Jonathan Tijerín: Yo creo que sí, pero ya no solo reír al escucharlo, incluso yo lo escucho para ver los errores desde el punto crítico y me cuesta mucho, lo escucho como un producto y siempre te fijas si suena mal o bien, pero cuando desconecto la cabeza y no pienso que soy yo el que canta sonrío y se me va incluso la cabeza sin pesar que la he escrito yo. Alomejor hay una frase que escribiste con melancolía pero cuando la escuchas estás optimista.

-Otro gran tema muy emotivo del disco es “Maldita enfermedad”…

Jonathan Tijerín: Es romper de nuevo los esquemas, cuando todo el mundo escribe canciones al cáncer se intentan cuidar las formas y hacerlo comercial: dar esperanza, no se acaba aquí el camino, con letras muy cuidadas, esta enfermedad que nos atrapa… No, porque coloquialmente en el tú a tú decimos “el punto cáncer”. Quiero contar lo que la gente no se atreve a contar, la parte fea, veo muy bien las canciones positivas porque hay que animar a la gente y es una enfermedad que se puede superar con muchas ganas, pero también hay que contar lo drástico, que es el lado de que el 90 por ciento de la gente termina muriendo, es duro y para mi fue muy duro escribirla y aún más cantarla, me costó muchísimo porque me baso en el caso real de una vecina y te cuesta, pero finalmente se hace.

-Pero ahora está la satisfacción al ver el trabajo realizado…

Jonathan Tijerín: Sí, cuando pasa el tiempo porque la escribí hace dos años y ahora puedo hablar más tranquilo, antes no podía y me ponía en un llanto, yo no la hice con el fin de venderla sino de contra la historia real de una vecina y una conocida, no pensé en las ventas ni en la gente que la iba a escuchar, la quería hacer simplemente.

-También aporta al disco una nota distinta.

Jonathan Tijerín: Esa es también la esencia de un músico y un compositor, no puedes hacer siempre lo mismo.

-Luego está también una parte divertida con la otra vecina…

Jonathan Tijerín: Más que divertido es una historia real. La golfa de la vecina no pega ojo pensando no solo en mi, lo dije así porque pegaba, pero es en cualquiera.DSC_0593

-¿Cómo es para ti la canción perfecta?

Jonathan Tijerín: Es la que transmite, la que te hace sentir algo, tanto una que te hace llorar o que te hace reír, para mí la canción perfecta perfecta es estar tumbado en la cama y a la vez que estoy escuchando olvidar que es un cd y escuchar la voz de ese alguien que me está susurrando al oído algo. Esto en el punto de vista de oyente y del intérprete la que sabes lo que estás contando en cada frase. Valoro mucho a los cantantes y a las voces pero hay que distinguirlas de un compositor, porque se puede tener un torrencial de voz más llamativo o personal pero no se va a interpretar con la fuerza y el sentimiento si supieras lo que cantas.

-Luego eso también lo podemos ver en tus videoclips…

Jonathan Tijerín: Además soy actor y me gusta interpretarlos y aún así intento cortarme y que no se me vaya de las manos y contarlo tal como es. En “Vivir sin ti” intenté estar tranquilito y comedido para no darle el realismo que tiene, podría sacarse más partido pero hemos preferido dejarlo así.

-¿Te gustaría volver a algún proyecto como actor?

Jonathan Tijerín: Sí, yo lo tengo claro, todos sabemos donde están nuestros límites y a mí lo que me gusta es interpretar y guionizar. La música es para mi una forma de guionizar, me llama mucho la música y es una forma más directa de llegarle a la gente. Yo sé que terminaré interpretando, que es mi meta final. Todos en esta vida somos más actores que nada, la vida es un papelazo entera.

-También has sido modelo…

Jonathan Tijerín: Eso era otro reto personal, es una historia que la gente que me sigue más recientemente no lo conoce. Yo pesaba 104 kilos y era gordísimo, me llamaban “El paquirrín de Orcasitas” y fue un reto personal, demostrar otra vez más como he hecho con los discos de sacarlos sin medios, es sacrificio y en tres meses me puse en 65 kilos para demostrarlo simplemente, fue una locura, y luego me preparé para pesar 80 kilos en un tramo de seis meses, así me presenté a trabajar de modelo de ropa interior. Son retos, todo es sacrificio y tener una motivación y yo quería trabajar de modelo de ropa interior para demostrar que se podía. Lo que la gente llama sueños yo los llamo trámites, hay que convertirlos en metas y en realidad con sacrificio y esfuerzo.

-Hasta ahora además has interpretado muchos papeles…

Jonathan Tijerín: He hecho desde figurante cuando empiezas siendo una farola, pero luego cuando quieres aprender, aprendes. Yo nunca he hecho arte dramático, pero cuando llevaba 10 rodajes ví como iba la historia y luego ya te llaman, yo escribí siendo figurante pero a la vez director, agarras la cámara a gente que quiere colaborar y haces un cortometraje y luego te valoran un poco más. Por medios de cámaras no hago más cosas, sino estaría todo el día en ello.

-¿Tienes algún desafío en la interpretación?

Jonathan Tijerín: Sí, mi meta final es terminar trabajando como actor en una telenovela, pero antes o después lo conseguiré, sería cambiar un poquito los esquemas, no puedes cambiar la historia de un país llegando con tu acento español, pero yo quiero hacer el papel del español y no de mejicano o cubano.

-¿No te valdría con hacer aquí una telenovela?

Jonathan Tijerín: Es distinto, aquí en realidad no hay, hay series solamente, hay dos porque son muy buenas por los guionistas, detrás de cada serie y título hay 20 o 30 guionistas. Con los actores es una pena tener que decirlo, pero el 80% sobran por lo mismo, tú puedes darle un papel a un personaje y puede interpretarlo perfecto, peor no por ser actor se puede pasar a otra serie sin serlo, no se puede vivir de los trofeos ya ganados, y hay muchos actores en este país que podrían hacerlo mucho mejor.

-Aún así luego siempre triunfan los mismos…

Jonathan Tijerín: Pasa lo mismo que con la música, tanto tienes tanto vales. Todo es también el tema de la promoción, pagas más estás más arriba, y pagas menos estás más abajo. Uno de los mejores actores más versátiles es Johnny Depp.

-En las radios ocurre más o menos lo mismo…

Jonathan Tijerín: Sí, es el tema de promoción, nunca lo he entendido ni lo entenderé, pero que te lo metan hasta en la sopa cuando no te gusta es un poco lamentable… Esto es la ley del dinero, cuando la gente tenga como primer factor la honradez y la transparencia todo cambiará, pero hasta que nuestro rey sea el dinero no cambiará, pero hay que seguir luchando. Claro que me gustaría sonar en cadenas nacionales e internacionales, pero prefiero sonar en locales mil veces antes y no venderme.

-¿Podrías quedarte con algún momento de tu carrera?

Jonathan Tijerín: Ahora mismo es el evento de la Teleton, llegar a un país que no conozco de nada catorce días de vacaciones y que te metan en un evento internacional con gente consagrada de esas características es espectacular, y ves como la gente se vuelca por ayudar a un país. Me marcó mucho que era directo y se emitía en toda América, el nerviosismo de ir a publicidad y ver a los presentadores nerviosos, y a última hora quedar dos o tres empresas fuertes, aportar el dinero y llegar a la meta, y con la unión del pueblo se sale adelante como en España. Cuando veo el diploma que me dieron aún no me lo creo.

-¿Dos sueños para “Cállate la boca”?

Jonathan Tijerín: Para mi el sueño ya está cumplido, que es el que la gente que le guste la música lo está escuchando y ve que es una realidad hecha, la otra meta no es económica aunque lo diría todo el mundo, mi meta es que me escuchen en todas las partes del mundo y si tengo que regalar el disco lo regalo, porque los derechos de autor se siguen cobrando con las actuaciones en directo.

DSC_0594

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s