Entrevista a Marcelo Piñeyro

ENTREVISTA A… MARCELO PIÑEYRO

marcelo pieyro_mundoeva

Nos reunimos con el director de esta gran película, Ismael, un filme que nos toca el corazón, nos lo rasga y nos hace reflexionar.

Una estupenda dirección que ha sacado lo mejor de estos grandes actores, que ha sabido transmitir correctamente esta gran historia y que se ha ganado un hueco entre nuestras películas favoritas del año.

Si queréis conocer que nos contó el maestro, como siempre, lo encontraréis en Lunas Pasajeras.

-La película es espectacular y la música es mágica y especial, ¿En qué momento escogiste a Javier Limón?

Era la primera vez que hacía música para cine pero le conocía como productor musical y teníamos algunos amigos en común. Siempre me había interesado que encara la música desde otro lado, y lo que hizo con Calamaro es que lo reinventó y tenía muchas ganas de trabajar con él.

Javier se entusiasmó en el acto, es un entusiasta, enseguida quedamos en seguir adelante y me pidió antes de rodar seguir el ritmo y la onda especial de la película, no quería una cosa pequeña ni de cámara, y cuando acabó el rodaje y ya teniendo las imágenes, con toda la emoción encontrada, le enseñé algunos ejemplos de violinistas gitanos haciendo un valls y entendió que el leit-motiv pasaba por ahí y que el valls es el viaje de Ismael, viaja con ilusión y tiene que encontrar su espíritu y tiene que reflejarlo la música, al igual que otros motivos y cuestiones.

La primera vez que se escucha es cuando se ven los vídeos y sabemos porque se llama Ismael, y con la carta final, me pareció que pescaba lo que necesitábamos para contar esta historia, como las notas sueltas cuando Ismael hace fotos o el primer encuentro… Una melodía que no acaba de armar pero señala, es un trabajo de gran esquisitez y economía, yo no quería exhibicionismo, tener lo justo, y lo logró, es un músico de cine excepcional.

-Es muy curiosa la historia triste y graciosa a la vez de Belén Rueda y Sergi López, ¿Porqué meter esta relación en otro melodrama?

Los personajes fueron apareciendo y determinando, no hay una historia central, todas lo son aunque algunas tienen más tiempo en pantalla que otras. Cada personaje lo tratábamos individualmente y cada uno tenía que completar su arco, Nora tenía que descubrir como encontrar un vínculo con su hijo, y uno se puede imaginar como eran sus relaciones con los hombres hasta ese momento, donde ella era muy determinante, y uno puede imaginarse que si Jorgi llega unos días antes a su restaurante, Nora le hubiese dicho que no había mesa.

Uno ve como va dando todo la vuelta y como al principio casi ni lo mira, como traspasa la relación y como se asemeja a la adolescencia, y con ese encuentro en el piano se logra una gran admiración, completando el círculo. Poco a poco se va implicando el personaje de Jordi y vemos como está escondido, pero le descubres como está muerto de miedo al final en la conversación del piano. Estábamos en un punto en el guión vinculando. Cuando empezamos a jugar terminamos de encontrar el tono a los dos personajes, y Sergi y Belén hicieron brillar con gran solidez el guión.

actores-Ismael-Reyes-Magos-mejor_TINIMA20131223_0597_5

-¿Qué crees que puede aportar Ismael al espectador?

Estoy convencido de que existen los espectadores y no el espectador, cada uno encontrará cosas diferentes, es una película abierta para no tener una lectura unívoca, algunas tienen un acertamiento posible. Soy el peor para analizar lo que hago pero Ismael permite muchos modos de acercarte a ella, aún la ha visto poca gente pero las exhibiciones que ha habido con público real es muy distinto a como la ve alguien de veinte años que de cincuenta, ven dos películas distintas pero absolutamente válidas.

Yo sé que intenté hacer, pero veremos quién lo ve, reflexiona sobre diferentes modos de amar en diferentes edades y distintos vínculos, me emociona como el personaje de Mario descubre un amor que desconocía que existía con ese chico con el que al principio no sabía manejar y se va desarrollando. También habla de las nuevas confrontaciones familiares, pero el hombre necesita un refugio y acierto, no se necesitan soluciones si no que se generan nuevos problemas, y es importante que dañamos a los que más amamos, no por mal si no por bien, y esos abismos infranqueables son una suma de varios malentendidos, pero deseo que el espectador que la vea, le toque alguna fibra y le ayude para repensar un poco como a veces reiteramos los errores.

-¿Se ha propuesto alternar España con Argentina?

No, las películas se van dando, no tengo intención de captar España pero hay un punto de esta historia que podría suceder en cualquier sitio y es muy importante trabajar la identidad y que fuese reconocible, y aparte de mí me atrae que estamos muy por debajo pero siento que hay cuestiones que la sociedad española, que aunque creen que no están resueltas, yo creo que sí, y en muchas cuestiones como las raciales o de inmigración, España tiene una situación post, y en esas capas de sentido que conforman una película, está ahí, y los vínculos tienen que ver con esto, y es un tema que la conforma y sin el que sería distinta. Todo está en la película y tienen que ver con lo que me atraía en el período que pasé en Barcelona.

-¿Cuál ha sido la relación más difícil de reflejar en pantalla?

A la que teníamos más miedo de que se le entendiera en pantalla era al personaje de Juan Diego Botto y de que no cayera en un personaje como un quejica, y Juan Diego le dio una dimensión humana impresionante y uno lo comprende y lo entiende, no sabes como responder, y además todo transcurre en veinticuatro horas y sería distinto si ocurriese en dos meses, y Juan Diego resolvió una de las cosas más difíciles.

-La película es muy teatral y con los actores muy contenidos, algo muy difícil, ¿Cómo fueron los ensayos previos y cómo influyeron?

Fueron importantes, seis o siete semanas de trabajo muy intenso, y como contaba Belén trabajamos más situaciones previas que el guión en sí, me gusta trabajar la situación de todo lo aledaño para llegar bien y no queríamos que se contara esa historia, ya que pasó pero se debía entender sin palabras, y en los ensayos encontramos el tono y creamos la circunstancia, se improvisaron y verbalizaron para discutirlo, para que estuvieran debajo de las escenas y así con todos. Los personajes hablan mucho pero no dicen lo que les pasa, es más un ruido que una explicación, los diálogos al igual que en la vida no decimos todo.

Mikel+Iglesias+Marcelo+Pineyro+Ismael+Premieres+S9Rb-miq3ZIl

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s