Entrevista a Juan Carlos Rubio, Kiti Mánver y Dani Muriel

LAS HERIDAS DEL VIENTO

ENTREVISTA A JUAN CARLOS RUBIO, KITI MÁNVER Y DANI MURIEL

DSC_0100

Entrevistamos a un trío de infarto que actualmente triunfa en el Teatro Lara de Madrid con la obra escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio, Las Heridas del Viento.

Si queréis emocionaros, sentir mil emociones a flor de piel, recordar viejos tiempos y querer construir el futuro, abrir una ventana amplia a la verdad y a la vida… esta es vuestra obra. Las heridas del viento es una joya disfrazada de obra teatral, perfecta para estas navidades y para cualquier época del año, ya que las buenas obras nunca pasan de moda.

Un trabajo para quitarse el sombrero por parte de Kiti Mánver y Dani Muriel, una unión perfecta llena de magia y de química, guiados por el mejor conductor que podemos imaginar: Juan Carlos Rubio. Este trío nos ofreció esta genial entrevista en la que hablan sobre la vida, el teatro, la obra… y más secretos que solo descubriréis leyendo esta entrevista.

-¿Cómo llegáis vosotros a la obra?

J.C: Les llamo porque me parecían perfectos para encarnar a estos personajes y aunque esta obra ya había venido a España con el montaje norteamericano de gira, con un trabajo espectacular, un montaje que estuvo en Miami y Nueva York y ganó premios allí y estoy muy contento, pero yo quería dirigirlo, he dirigido casi todas mis obras y esta que es muy especial para mí la quería poner en pie. Tras el gran montaje escénico y complejo de trece actores de La Monja Alférez, quería hacer algo más simple y desnudo con dos actores. Con Kiti he trabajado ya desde hace ocho años, y con Dani vengo de hacer La Monja Alférez.

Kiti: Tenemos un contrato blindado

J.C: Un pacto de sangre, ocho años ininterrumpidos, con pocas diferencias y ya somos casi familia. Cuando alguien tiene tanto talento, y charlamos con educación y compresión, llegas a buen puerto. Cuando pensé en Juan con unas características y este chico más joven, fue una estupenda elección y fueron las primeras personas en las que pensé.

Dani: Para mí ha sido un placer, acabábamos de trabajar en La Monja Alférez y me apetecía mucho y siempre lo habíamos intentado pero no habíamos podido hasta ahora. Aparte cuando me mandó el texto y lo leí, el texto y el personaje es delicioso y una maravilla, y además estando Kiti no podía decir que no.

Kiti: Yo salí corriendo porque tenía que hacer de tío (risas), además era algo un poco especial y en la primera función en Lucena tuvimos muchas dudas porque es un paso extraño.

las-heridas-del-viento-de-juan-carlos-rubio-en-el-teatro-laraJ.C: Las dudas nos persiguen como los fantasmas del pasado como dice la función pero Kiti hace un trabajo maravilloso y además esta función la escribí pensando en un ser ambiguo, lo escribí para un actor en su momento que es bastante ambiguo y luego lo han representado muchos actores distintos, y Kiti es una actriz con un abanico de registros inmensos, desde la mujer más femenina del mundo a este hombre.

Kiti: Yo estaba nerviosísima y con la idea de que era inalcanzable, pero como él es muy zorro y le quita importancia al hombre metiéndome en una historia con una forma de interpretar muy de primer plano de cine, y estar indagando en esa forma de interpretar se me olvidaba un poco el pánico.

J.C: Es una obra concebida para hacerla en el hall del Lara, con esa puesta de escena, en Lucena era un sitio pequeño y acogedor y fue para setenta personas, ya no cabía más gente, hay que hacerla con una intimidad que permita a la gente ver los ojos y que en un escenario normal no se puede, porque a partir de la quinta o sexta fila se pierde la conexión.

-(Para Daniel) También has trabajado mucho en Microteatro, así que la cercanía con el público te será ya habitual…

Dani: Sí, últimamente estoy muy micro… Es verdad que trabajar esta cosa pequeñita es diferente, los microteatros tiene una cosa muy inmediata para un trabajo muy rápida y aquí ha habido un laboratorio: hemos investigado, hecho cosas y luego las hemos quitado… Este trabajo me ha repercutido y me ha hecho crecer e incluso lo puedo utilizar para la siguiente.

-Tener a la gente tan cerca debe ser un placer…

Kiti: Pero ellos se mueren de miedo también, los oímos respirar y hasta moquear en los momentos más emotivos,.

J.C: Hay una serie de apartes también con las que se habla con el público, y quise hacer esta función tan íntima para que se contara las cosas diferentes, y con ellos al lado es lo mejor para ayudar a contar lo que quería expresar cuando la escribí…

Dani: Y realmente funciona porque ya con la repercusión de Lucena, la gente te escribe en Twitter, totalmente desconocidos y te dicen que han sentido todo a flor de piel, muy distinto a todo lo anterior que habían vivido en el teatro… Ese viaje que Juan Carlos quería para el público.

J.C: Sobre todo conectar con las emociones personales, que el espectador salga de aquí no solamente pensando que ha visto un trabajo inmenso de Kiti y Dani, sino que le pasa en su vida, en las relaciones con los demás, esos problemas familiares sin resolver, hasta que punto somos responsables de nuestros actos, como estamos viviendo… Este momento es muy complicado para este país, con la crisis y las angustias económicas que vivimos todos, pero solo tenemos una vida y nos ha tocado esto y es lo que tenemos que vivir, y dentro de ello buscar la manera más inteligente de ser feliz y vivir plenamente, porque esto se acaba. Nos ha tocado, es una putada, vamos a seguir adelante y luchar por tomar las decisiones de nuestra vida y no echar balones fuera como hacemos muchas veces, y pensar en que hicimos y que modificamos, puedes modificar el mundo cambiando ciertos hábitos, porque él no va a cambiar para ti.

-Tenemos mucho drama pero una visión esperanzadora entonces…

Kiti: Lo mejor es que de sesenta años y cuarenta y cuatro de profesión, y lo que estudiaba de pequeña de la catarsis hasta ahora no lo había sentido igual, aunque he vivido momentos muy cercanos y he tenido mucha suerte en ese sentido en cosas que he hecho teatrales maravillosas, y aquí que es tan cercano y ves los ojos de la gente y como lo viven… En Lucena había un chico de quince años que estaba conmovido, que nos comía con los ojos… era una sensación catártica, que lo he sentido más allá de los libros…

J.C: La cercanía y el diálogo directo consigue algo diferente.

Daniel: Es drama pero también comedia, porque el personaje de Juan tiene una filosofía de vida con mucha comedia y engancha al público, es una montaña rusa, estáLasHeridasDelViento_portadillaagobiado y suelta una frase irónica o graciosa, y el público se ríe también bastante.

J.C: La gente ríe y luego llora…

-Y mira que es difícil conseguir eso…

J.C: Es más difícil hacer llorar que reír, aunque reir tiene su clave y es difícil, y tdoos tenemos más ganas de reír que llorar en el teatro, el público es más propenso a reír, y yo como público he reido mucho más que he llorado, he reído y me he comunicado y luego he pensado, el drama es más personal y abrir esa puerta es asombroso, lo consiguen con su verdad, su desnudez, su sinceridad…

-¿Podremos encontrar algo más en el Hall aparte de a vosotros solos?

J.C: Fui a hablar con el responsable del teatro, ya había estado con Tres y Nueve minutos, el hall tiene esa escenografía y esa decadencia, que habla de una vida desgastada y de una vida que no quieres que se desgaste y ese hall tiene vida y no tienes más que ponerle luz, en Lucena nos lo dio el espacio, un palacio con unos salones impresionantes, estamos escogiendo muy bien los escenarios.

Dani: Le coloca en otro sitio, es diferente que entrar en el teatro, sentarte y ver el escenario allá arriba. Aquí los ves y los oyes respirar y es mucho más íntimo, aplaudo mucho esta nueva alternativa del Off, han conseguido un escenario que no existía, potencian funciones como La Llamada, Los Miércoles no Existen, La función por hacer…

Kiti: Han escarbado en el estómago y el corazón de la gente, están dispuestos y hay una necesidad de involucrarse en algo.

106158-Y todas grandes obras…

J.C: Son todos espectáculos estupendos del Lara, estoy super agradecido por que hayan confiado en nosotros y nos hayan cedido este hueco, se llama Los Lunes al Hall esta propuesta, además es un día con poca oferta teatral.

Kiti: Los compañeros lo agradecen porque casi nunca podemos ir a los espectáculos de los demás.

-En este tiempo de ensayos que lleváis, ¿Ha cambiado mucho la obra?

(Todos ríen).

J.C.: Venimos de Lucena con mucha información importante que estamos estudiando, yo trabajo para mi público y para comunicar emociones, llantos, risas, misterio… Y el público lo ve y aquí lo estamos trabajando, y seguro que irá cambiando mucho más. Lo que hace único al teatro es su capacidad mimética, esa energía que transforma el público y cada función es irrepetible, es maravilloso y animo a la gente a que siga viniendo, es un arte que no tiene que ver con las demás, la emoción que tienes…

Dani: Las que hemos hecho en Lucena no tienen nada que ver, sabemos por donde tiene que ir pero el público te modifica, tú estás de distinta forma, pero a partir de ahí siempre va todo hasta arriba hasta donde puede llegar.

J.C: Son actores en los que puedes confiar porque ese mínimo es un máximo y luego ocurre algo especial que tiene que ver con la magia que sucede, y son actores capaces de hacer algo cada día como si no hubiese ocurrido nunca, y eso es difícil después de tantas funciones.

Con Kiti que llevo trabajando ocho años, es una actriz minuciosa y creo muchoi en el actor intérprete, y defiendo siempre al actor músico, que cada día toca una nueva partitura con emoción, y si tú la modificas la gente también, las partituras hay que interpretarlas y su virtuosismo está en como suene cada día.

Kiti: A veces se necesita esa libertad y si no cuentan contigo en escena… se desafina en esa partitura. Uno puede dar un do de pecho y el otro desafinar, es delicado y hay que respetarlo, es muy difícil contarlo…

J.C: Son actores conscientes de lo que sucede, con sus subidas, bajadas, con sus momentos más intensos, de humor… Modificas una historia que el público ve por primera vez.

Kiti: Puedes hacer trabajos estupendos, pero si no hay feeling… es un valor añadido que sale para afuera.

Las-Heridas_Cartel_Lara-716x1024

-Con unos personajes tan complejos, ¿Se os quedan dentro o los podéis dejar atrás tras acabar la función y los ensayos?

Kiti: Está conmigo pero cuando acaba la función intento quitármelo rápidamente porque si no te destroza, el de los actores es un trabajo como de cristalitos, tienes que tener cuidado de que no te haga mucho daño.

-Dani: Lo mismo, hay ensayos con un punto muy catártico, como cuando das clases de canto… Nos hemos dado panzadas a llorar, y si luego lo haces de forma sana, yo voy cantando y alegre por la calle porque has liberado mucho y te sientes más vivo, y esa es una de las mejores cosas de nuestro trabajo.

-¿Algo más por resaltar?

J.C: Ojalá vengan y eso de que te digan gracias después de haber pagado, cuando deberíamos de darlas nosotros es muy especial, porque te ha hecho volver a sentir y hoy en día parece que hay un complot universal para que no sintamos y seamos máquinas, y volver a sentir y centrarnos en las relaciones, saldar esas deudas pendientes con tus padres, con tu hermano, contigo mismo… eso es vivir, la vida se acaba y hay que vivir, y eso queremos compartirlo con todos los que vengan.

DSC_0099

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s