Crítica: Les Follies: París, Berlín, New York

CRÍTICA: LES FOLLIES: PARÍS, BERLÍN, NEW YORK

LesFollies

El Estudio Danza y Arte de Cristiane Azem vuelve al escenario con una apuesta atrevida: “Les Follies Burlesques: Paris – Berlin – Nueva York”. En este nuevo montaje, Azem se aleja de los ritmos árabes y orientales, transformando a sus bailarinas en musas de burlesque y cabaret. Un recorrido por la evolución de la danza burlesque desde finales del siglo XIX hasta mediados de los 80 del siglo XX.
SINOPSIS
El Burlesque ha sido y sigue siendo una respuesta artística a los tiempos de crisis y a las épocas de cambio social. Así fue en el París de finales del  XIX, en los “locos años 20”, en el Berlín de entreguerras y en la euforia americana de la post guerra. Cristiane Azem nos propone un recorrido sátiro, sexy y colorido por la evolución del burlesque: de la bohemia parisina de la Belle Epoque a la locura de los años 20, entre flappers y Charleston; de ahí a la sátira y sordidez del Cabaret Berlinés, entre muñecas rotas y ritmos militares; y finalmente al swing,  al jazz y al rock and roll de las Pin-Ups y los musicales de Bob Fosse. Una sorprendente puesta en escena repleta de guiños y referencias, en la que más de veinte bailarinas transportan al público a las diferentes épocas a través de los ritmos y bailes que han marcado cada una de ellas. Puntos de referencia como el Moulin Rouge, el Café Le Chat Noir, los Cabarets de Berlín o el cine americano y los musicales de Broadway y personajes emblemáticos  como Jane Avril, Touluose Lautrec, Josephine Baker, Marlene Dietrich, Betty Page o Marilyn Monroe nos sirven de guía en el espacio y en el tiempo.  “Les Follies Paris/Berlin/New York” , un homenaje a todo un siglo de burlesque.

CRÍTICA:

Una obra deliciosa para degustar en el teatro Alfil de principio a fin.

Con un impresionante reparto femenino y cuatro integrantes masculinos en un pequeño espacio como el Alfil, se realiza una gran cantidad de números musicales y de baile muy originales que os dejarán con la boca abierta.

Ante todo hay que destacar la belleza del reparto al tener numerosas mujeres de distintas nacionalidades, edades, complexiones y tamaños, algo no habitual en espectáculos de este tipo.

También es muy llamativa la interacción con el público, ya que le aporta aún más diversión y originalidad a la obra de teatro.

Un repaso por la historia del cabaret comenzando en París, siguiendo por Berlín para terminar en Nueva York.

Todos los números son sobradamente conocidos pero con el toque personal que le dan lo hacen todavía mejor, y también es de admirar todo el vestuario que utilizan para la obra.

Totalmente recomendable para pasar un buen rato y contagiarse de su ritmo y felicidad.

Esther Esteban, Madrid

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Adrián López dice:

    He leído muy buenas críticas y veo que agotan las entradas. y si encima hay chicas guapas y que bailan bien… no me lo pierdo. Gracias!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s